Factor Femenino Factor Masculino Fertilidad Infertilidad

¿Puede la comida hacerte infértil? (I)

Helado, tofu, leche semidesnatada, espinacas…  Hay multitud de alimentos que aumentan las posibilidades de que una pareja se quede embarazada. Pero también existen compuestos que afectan negativamente. La industria alimentaria utiliza estrategias comerciales, compuestos y realiza procesos que no siempre favorecen a una pareja que desea tener un hijo. Cinco ideas, divididas en dos posts y basadas en cinco estudios, que hablan sobre cómo la comida puede hacernos más o menos fértiles.


1. Los hombres que beben, al menos, un cuarto de refresco de cola al día tienen un recuento de espermatozoides casi un 30 por ciento menor que los hombres que no toman refrescos de cola.
Un estudio danés sugiere que la cafeína en cola impide esperma. “Sin embargo, en una placa de Petri, la cafeína mejora el movimiento de los espermatozoides”, dice el ginecólogo Niels Lauersen, co-autor de Comer, amar y quedarse embarazados: Guía de pareja para aumentar la fertilidad y tener un bebé sano. “Así que no descartaría el jarabe de maíz alto en fructosa, presente en estas bebidas, como el posible verdadero culpable. En primer lugar, hay estudios muestran que un exceso de azúcar puede producir una resistencia a la insulina, que afectaría a la fertilidad. En segundo lugar, muchos de los pesticidas que se usan en los campos de maíz incluyen antrazina. Se ha demostrado que esta molécula es un disruptor endocrino y que los agricultores que la usan regularmente poseen un menor número de espermatozoides”.

Tina Kold Jensen, et al. Caffeine Intake and Semen Quality in a Population of 2,554 Young Danish Men. American Journal of Epidemiology, 171 (8): 883-891.

2. Las mujeres que consumen muchos productos bajos en grasa se enfrentan a un riesgo un 85 por ciento más alto de infertilidad que las mujeres que consumen poco o ningún producto light.

Los fallos en la ovulación es una causa común de infertilidad. Un estudio de Harvard encontró una inesperada tasa de fallo ovárico en mujeres que consumían dos o más porciones diarias de productos bajos en grasa. La pista se la dio investigaciones anteriores sobre la fertilidad y el consumo de lácteos desnatados que no fueron concluyentes. “En un ejercicio de rigor, decidimos ampliar la comparación más allá de los productos lácteos bajos en grasa”, dice Jorge Chavarro, profesor asistente de medicina en la Universidad de Harvard y coautor de este estudio y del libro La dieta de la fertilidad: Una investigación pionera revela maneras naturales para aumentar la ovulación y mejorar sus posibilidades de quedarse embarazada. “Estos resultados fueron muy sorprendentes”, explica Chavarro, “ya que las guías alimentarias del gobierno de Estados Unidos recomiendan que los adultos consuman tres o más porciones de productos lácteos bajos en grasa al día.

J.E. Chavarro, et al. “A Prospective Study of Dairy Foods Intake and Anovulatory Infertility.” Human Reproduction, 22 (5): 1340-1347.

Categorías

Todos los artículos del blog

Pin It on Pinterest

Shares
Share This