Noticias

Doctor 3.0

selftracking

Los smartphones han cambiado nuestra vida. Desde que aparecieron, la sociedad se ha ido haciendo cada vez más dependiente de estos gadgets que, al principio, servían para hablar por teléfono. Ahora, las llamadas son solo una más de las aplicaciones de los teléfonos inteligentes. Así, se usan como linterna, gestor de cuentas, herramienta de socialización online o para controlar nuestra salud. Del selftracking, el auto control de la presión sanguínea, la regularidad del período o el ritmo cardicaco, las aplicaciones se han unido a la medicina con la finalidad de que los médicos puedan monitorear a sus pacientes.

La industria sanitaria ha encontrado en la medicina 3.0 un filón ya que puede mejorar, en algunos casos abaratar el tratamiento de ciertas dolencias. Pero antes de prescribir un tratamiento controlado por el móvil se deben resolver algunas cuestiones preliminares. En Happtique, una empresa subsidiaria comercial de la Asociación de Hospitales de Nueva York, llevan tiempo pensando en ello. “Dentro de poco, los médicos no solo prescribirán medicamentos sino que recetarán aplicaciones”, argumenta Lee H. Perlman, gerente de la compañía. Esta profesional divide las aplicaciones en dos: las que estarán avaladas por estudios clínicos y las de control rutinario de la actividad física o recuerdo de toma de medicamentos.

El reto que tienen los desarrolladores: la eficiencia de las aplicaciones y la ausencia de errores de programación. WellDoc es pionera en el campo. Hace tiempo lanzó su Diabetes Manager, un gestor de dieta que controla los niveles de azúcar en sangre en función de la comida que ingieras. Además de monitorizar el estado de salud del paciente, tras la descarga y el pago de unos 100 dólares mensuales (90 euros), recomienda alimentos para disminuir los niveles de glucosa en el torrente sanguíneo. Su utilidad ha sido reconocida por la FDA, la agencia para medicamentos y alimentos de Estados Unidos, que, por ahora, solo ha dado permiso a operar a una decena de aplicaciones relacionadas con la salud.

pide cita en ProcreaTec

El sector está comenzando a trabajar en las aplicaciones. Antes de que se puedan extender a todos los ámbitos sanitarios hay que realizar profundos análisis, pero la semilla está plantada. Para investigar al respecto, MobiSante ha creado un smartphone con ultrasonido incorporado que se ha distribuido a una lista de pacientes. En colaboración con un equipo médico se está testando su eficiencia para tratar diabetes, enfermedades cardíacas, reuma o artritis. Otro grupo empresarial, Health Alliance trabaja para homogeneizar los formatos en los que los pacientes recogen datos de su propia salud y utilizarlos en diferentes aplicaciones. Por ahora todo son pruebas, pero en unos años para ir al médico igual solo hace falta encender el teléfono.

Etiquetas

Categorías

Todos los artículos del blog

Pin It on Pinterest

Shares
Share This