Noticias novedades

Las cuentas de la fertilidad

Las matemáticas ayudan a la fertilidad. Esa es la conclusión de un grupo de investigadores de la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Universitari i Politècnic La Fe y de la Universitat Politècnica de València (UPV). Los científicos han desarrollado un modelo matemático que permitiría seleccionar los embriones más óptimos para tener éxito en un  tratamientos de fertilidad; es decir, aquellos con una mayor probabilidad de implantar en el útero de la madre.

El trabajo de investigación, publicado en la revista Mathematical and Computer Modelling, parece especialmente útil para las transferencias de embriones de calidad intermedia ya que permite conocer la probabilidad estimada de que se implante en el útero con éxito.

El modelo evalua la calidad de los embriones analizando dos variables morfológicas: el número de células y el grado de simetría y fragmentación de las células del embrión. Los mejores embriones son los de cuatro células de grado uno (es decir, células simétricas con una fragmentación inferior al 10 por ciento). Estos son los que más posibilidades tienen de dar lugar a un embarazo. En los tratamientos de fertilidad no siempre se obtienen embriones con estas características por lo que el modelo ayudaría a los embriólogos a seleccionar aquellos que, no reuniendo estos requisitos, pueden derivar también en un embarazo.

Aunque existen otras herramientas de ayuda a la selección embrionaria previa a la transferencia, su capacidad de predicción no es tan fiable, según los investigadores. “Nuestro modelo realiza un análisis estadístico rápido, eficiente y preciso que mejora la previsión con respecto a otros métodos”.

El modelo valora puntuación obtenida en el Embryo Quality Index (EQI), índice de calidad embrionaria. Este índice resulta de la suma de las puntuaciones obtenidas por los embriones transferidos a la mujer en función de su edad. Los embriólogos observan todos los embriones con el microscopio invertido y valoran el número de células y el grado del embrión. Una vez estudiado, seleccionan para la transferencia aquellos embriones con una tasa mayor de implantación. Posteriormente, obtienen el EQI de todos los embriones transferidos y con éste y la edad de la mujer podrían predecir la probabilidad de embarazo de acuerdo a los modelos obtenidos en este estudio.

El estudio muestra también que el aumento de la edad de la mujer disminuye significativamente la probabilidad de embarazo pero que su efecto no es lineal como otros estudios presuponen. Este descubrimiento ha sido realizado por profesionales del Hospital La Fe- Instituto de Investigación Sanitaria La Fe (IIS La Fe) Inmaculada Molina, especialistas de la Unidad de Reproducción Asistida y Antonio Pellicer, director del Área Clínica de la Mujer del Hospital La Fe. Desde la UPV han sido Ana Debón, del Centro de Gestión de la Calidad y del Cambio, y Suitberto Cabrera, del Grupo de Fenómenos Ondulatorios.

Categorías

Todos los artículos del blog

Pin It on Pinterest

Shares
Share This