Fertilidad Infertilidad Noticias Reproducción Asistida

La seguridad social no cubre la infertilidad

¿Es la infertilidad una enfermedad? ¿Se debe tratar en la sanidad pública? La ministra Ana Mato ha abierto el debate sobre la infertilidad y ha contestado con contundencia a una de las preguntas: el Estado no está en condiciones de pagar este tipo de tratamientos. En España se estima que hay unos 16.000 casos de infertilidad al año. Hasta ahora la sanidad pública financiaba los tratamientos de inseminación y algunos de FIV, según edad y condiciones de la pareja. Pero la deuda de las autonomías, con las competencias de sanidad traspasadas, no les permite esa inversión, según la ministra. España es el tercer país de la Unión Europea en cuanto a ciclos realizados, solo adelantado por Alemania y Francia. En 2006 se hicieron 80.000 ciclos y las clínicas privadas españolas son un referente mundial en la materia. La calidad de los profesionales dedicados al área de la fertilidad es alabada en todo el mundo pero la crisis y la deuda sanitaria, que asciende a unos 15.000 millones de euros, no permiten que estos tratamientos se realicen por la vía pública, según estima el ministerio de sanidad.


Aunque en los últimos años, el Sistema Nacional de Salud no ha parado de crecer y mejorar.  La escasez de efectivo ha provocado que las comunidades empezaran a frenar tratamientos; los de fertilidad entre ellos. Así, Murcia deniega (desde 2009) la prestación a mujeres sin pareja o lesbianas; Asturias exige (desde 2010) el pago de la medicación a las solteras y ha registrado varios casos en que ha denegado la prestación a parejas del mismo sexo, y Cataluña, que pagaba los fármacos a todas las catalanas, tanto si eran atendidas en centros privados como públicos, sólo sufragará íntegros los tratamientos del Clinic, San Pau y Vall d’Hebrón para ahorrarse 9 millones de euros, según el Informe Adeces de Reproducción Asistida 2011. El anuncio de la ministra de Sanidad homogeniza esto y pretende cancelar todo tipo de tratamientos.
Para muchas personas esto es un ataque. “Si queremos ser padres habrá de ser mediante pago, y en tiempos de crisis, seamos sinceros cada vez es más complicado poderse pagar un tratamiento por la sanidad privada”, expresa un manifiesto que recoge firmas contra la medida de Sanidad. Hasta ahora, uno de cada cuatro nacidos en España mediante algún tratamiento de fertilidad lo hacía en un hospital público; las clínicas privadas copan el 75% de los nacimientos. “La Seguridad Social aportaba una gran ayuda a las parejas con problemas de fertilidad y escasos recursos. A pesar de que no cubrían todos los tratamientos, estos  son un valor añadido a nuestro sistema de sanidad público”, explica Lourdes López, médico de la clínica ProcreaTec, con más de 20 años de experiencia en el campo de la reproducción asistida.
Quien quiera una Sanidad de lujo deberá pagársela, defienden en el Partido Popular, en clara advertencia a las comunidades autónomas. “De lo contrario, corremos el riesgo de cargarnos la esencia del Sistema Nacional de Salud”, señalan desde el ministerio. En esa línea, Mato está decidida a aprobar un nuevo catálogo de prestaciones “ajustado a la realidad”. En países europeos como Holanda, Reino Unido o Alemania, los tratamientos de fertilidad no están incluidos, en ningún caso, en el catálogo de servicios que cubre la seguridad social.

Categorías

Todos los artículos del blog

Pin It on Pinterest

Shares
Share This