Economía Fertilidad Infertilidad Noticias novedades Reproducción Asistida

La fertilidad: reto del Estado de Bienestar

El mercado laboral, el sistema sanitario y la calidad de vida se presentan hoy como un auténtico reto. A estos temas generales se une la fertilidad. Mientras los años pasan y la población envejece, han dejado de crecer hijos en Europa. Ante eso, la UE se centra en el envejecimiento activo y saludable de la población que al mejorar su calidad de vida debe jubilarse más tarde y cotizar más. Y en la natalidad. En Europa siguen naciendo pocos niños. Ningún miembro de la Europa de los 27 alcanza la tasa de natalidad necesaria para que la población se mantenga constante (2,1 niños por mujer), según Eurostat. En las próximas dos décadas, está previsto que la cifra de europeos entre 65 y 79 años aumente en un 30% (un 50% en 2060) y la de mayores de 80 en un 57,1%. Actualmente, la edad media se sitúa en los 40 años aunque se espera que ascienda hasta los 48 en 2060.

“Hay menos bebés por persona. También nacen menos niñas y, por tanto, disminuyen las futuras madres. Todo ello impacta en el consumo y en la economía”, explica Sarah Harper, profesora de Gerontología de la Universidad de Oxford, durante unas jornadas sobre el envejecimiento activo. España no se queda atrás en esta tendencia. El porcentaje de españoles mayores de 65 se situó en 2010 en un 16,8%, un 3,4% más que en 1990, según la UE. Además, es uno de los países con mayor esperanza de vida (81,8 años de media en 2009) y con mayor envejecimiento de su población.

Por supuesto, vivir más tiempo es algo positivo y es un signo de desarrollo y de que las cosas se están haciendo bien. Sin embargo, la tendencia a la baja en la natalidad es preocupante. Ante este escenario, el Gobierno español planteó hacer desaparecer de la sanidad pública los tratamientos de fertilidad; el alcalde de Valladolid, cargado de supuestas razones morales, planteó retirárselo solamente a las madres solteras. Al final parece que, a pesar de la disminución de servicios y de la realidad del copago, se mantienen.

La infertilidad es una enfermedad, según la OMS. Aunque afecta a una pareja o persona en particular, su impacto es global: con menos niños se hace aún más complicado el mantenimiento del Estado de Bienestar. Quizá por eso, la sanidad pública sigue ofreciendo este tipo de tratamientos. Por ahora.

Categorías

Todos los artículos del blog

Pin It on Pinterest

Shares
Share This