Fertilidad Infertilidad Noticias novedades Reproducción Asistida

La fertilidad es rentable para el estado

Los tratamientos de fertilidad compensan. No solo a la pareja que consigue tener un hijo o a la sociedad, que aumenta su tasa de natalidad, sino que además son rentables para los Estados. Esa es la conclusión del estudio Implicaciones fiscales a largo plazo de la financiación de terapias de reproducción asistid que, tras evaluar varios modelos de contabilidad generacional, ha demostrado la rentabilidad de la fertilidad.

En la última década los tratamientos de reproducción asistida han aumentado entre el 5 y el 10% en países desarrollados. Una cifra, positiva, que no enmascara el hecho de que la lucha contra la infertilidad no parece ser un tema prioritario para las autoridades sanitarias de muchos países, donde se aprecian grandes diferencias en el acceso y financiación de los tratamientos. Un problema en un mundo en crisis demográfica asimétrica donde, por un lado, disminuye la natalidad y envejece la población, en los países ricos; mientras que por otro, existe un exceso de natalidad de los países empobrecidos.

Los autores de la investigación realizaron una revisión sistemática de las publicaciones científicas realizadas en Dinamarca, Suecia, Reino Unido, Estados Unidos y Brasil y evaluaron el impacto positivo que, a nivel fiscal, podrían tener nuevas políticas que facilitaran el acceso y la financiación de los tratamientos de fertilidad. Los estudios citados evaluaban la edad a partir de la cual la relación financiera entre el individuo y el Estado pasaba a ser favorable para el Estado. Entre los parámetros a estudio incluían la cuestión sobre si el individuo había sido concebido o no mediante tratamientos de reproducción asistida.

En este sentido, la edad de inflexión se situaba en torno a los 40 años de edad y la relación favorable para el Estado continuaba hasta pasada la jubilación. Adicionalmente, todos los estudios concluían que cada unidad monetaria invertida en la financiación de técnicas de reproducción humana revertiría en unos beneficios fiscales para el Estado de entre 1,24 y 13,91 unidades monetarias.

Por tanto, las principales conclusiones obtenidas en la investigación demuestran que los modelos de contabilidad generacional permiten estimar el impacto fiscal a largo plazo de la financiación pública de los tratamientos de fertilidad ya se realicen por la vía privada o por la pública. Un hecho que puede ser muy interesante para España, un país que, si mantiene su modelo demográfico, pasará a ser de los más envejecidos del mundo, según la ONU.

Categorías

Todos los artículos del blog

Pin It on Pinterest

Shares
Share This