Fertilidad Nutrición

Hipotiroidismo: su importancia en nutrición y fertilidad

hipotiroidismo nutricion fertilidad

Desde IVF-Spain Madrid queremos explicar la importancia de una buena alimentación y la influencia que puede tener en nuestra fertilidad, además de focalizarnos en explicar la importancia de tener un nivel adecuado de hormonas tiroideas durante la formación del feto puede ser crucial. Para ello, os daremos unos consejos nutricionales que os ayudaran a mantener los niveles recomendados de una forma muy saludable, pero antes…

¿Qué es el hipotiroidismo y en qué influye?

El hipotiroidismo es el conjunto de alteraciones orgánicas que provocan una producción insuficiente de hormonas tiroideas. Las hormonas tiroideas son fundamentales para que se lleven a cabo la mayoría de funciones del organismo, especialmente la hormona T4, son un factor crítico para el desarrollo del Sistema Nervioso Central del feto.

Sin un nivel adecuado de estas hormonas tiroideas, la migración de neuronas y el desarrollo madurativo y formativo de zonas críticas del cerebro no se producen de forma óptima. Por ello, es importante mantener el valor de la TSH (hormona estimulante del tiroides) en un valor por debajo de 2.5 mlU/L para mantener una adecuada aportación de hormonas tiroideas al feto.

La relación entre la nutrición y los tiroides

Además de un tratamiento médico, hay formas naturales que pueden ayudar al valor de la TSH a mantener unos rangos saludables.

Por ejemplo, el selenio, elemento clave para mantener unos rangos de TSH saludables. Los alimentos en los que encontramos un alto contenido en selenio son:  semillas de girasol, nueces de Brasil, trigo, salvado y el germen de trigo, cebada y las semillas de mostaza.

De igual manera, conviene controlar los niveles de yodo. Es importante recordar que algunos alimentos vegetales contienen más yodo que otros. Valor de yodo en microgramos por 100 gramos de producto: Espinacas (41 mcg), arroz integral (20 mcg), setas frescas (18 mcg), remolacha, zanahorias, manzanas (8 mcg).

Por otro lado, se recomienda evitar lácteos y soja puesto que son alimentos que alteran los niveles de TSH.

Tratamientos alternativos

Además de llevar una dieta equilibrada, existen también tratamientos alternativos que ayudan con los problemas derivados de la tiroides. Existen varios estudios que apoyan los tratamientos Fitoterápicos (Fucus Vesiculosus) y Ayurvédicos (Commiphora Mukul). Si alguna vez lo consideran, podemos darles información al respecto aquí.

Nutrición y fertilidad

Como ya hemos comentado, hay alimentos que pueden influir de forma positiva en nuestra salud y, por el contrario, también existen alimentos que afectan a nuestra fertilidad. Hoy en día, muchos de ellos forman parte de nuestra dieta habitual y por eso la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte de la necesidad de limitar el consumo de grasas saturadas y ácidos grasos trans, sal y azúcares. A la vez recomienda el aumento del consumo de frutas, verduras, así como de la actividad física.

Evitando los alimentos que perjudican nuestra salud y aumentando aquellos que la benefician, también mejoraremos nuestra fertilidad.

¿Qué alimentos debo comer si estoy en un tratamiento de fertilidad?

La base de toda dieta equilibrada siempre son las verduras y frutas. Gracias a ellas obtenemos la mayor parte de nutrientes que necesitamos los seres humanos. En muchos estudios se ha podido comprobar que estos alimentos pueden llegar a sustituir a otros que nos aportan mucho menos y de esa manera disminuir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes y diversos problemas gastrointestinales.

Otro grupo es el de los cereales y de las proteínas, ambos no contienen los nutrientes fundamentales. Eso significa que pueden ser sustituidos por otras combinaciones de alimentos.

En ese vídeo, la experta nutricionista Laura Soret y nuestra ginecóloga Dra Elisa Pérez de IVF-Donostia, nos cuentan cómo afecta la alimentación a la fertilidad.

Peso y fertilidad

Como Soret y Pérez comentan en el webinar, una dieta con exceso de proteínas animales, desplaza el consumo de otros alimentos y por tanto puede empeorar la fertilidad. Esa dieta a largo plazo puede llevar a sobrepeso.

En el caso de las mujeres eso aumentaría los niveles de estrógenos y alteraría los ciclos menstruales y su ovulación. En el caso de los hombres el sobrepeso puede conllevar altos niveles de insulina, que a su vez reducirán los niveles de testosterona.

Por eso es importante mantenerse en peso saludable con buenos hábitos de alimentación, ya que estos pueden ayudar a la función cardiovascular y con ello mejorar la fertilidad tanto de hombres como mujeres.

No dudes en contactarnos a través de este formulario si todavía tienes preguntas, nuestro equipo especialista resolverá todas tus dudas.

Categorías

Todos los artículos del blog

Pin It on Pinterest

Shares
Share This