Factor Masculino Fertilidad Infertilidad

¿Es mi semen de calidad?

De todos aquellos trastornos de fertilidad exclusivos del varón, la azoospermia es uno de los más graves y más complejos. “La oligozoospermia ocurre cuando la concentración de espermatozoides por mililitros en el eyaculado es menor que los parámetros de normalidad definidos por la OMS. La azoospermina es la ausencia de espermatozoides en el eyaculado”, explica Nagore Uriarte, bióloga de ProcreaTec.

El espermatozoide es el gameto masculino que definirá el sexo genético del futuro bebe. Es una célula germinal compuesta por un flagelo, una pieza intermedia (cuello) y una cabeza. Alguna anomalía en cualquiera de estas partes, implicaría una disminución de las probabilidades de que ese espermatozoide fecunde al óvulo.  Un análisis de semen que muestre ausencia de espermatozoides en el eyaculado no excluye la posibilidad de que estos se estén produciendo. Y si existe producción, puede intentarse por medio de una fecundación. La cuestión es determinar si el problema radica en la elaboración de espermatozoides o en la llegada del mismo al líquido seminal.

Existen dos tipos de azoospermia: la obstructiva y la no obstructiva. Las causas de esta enfermedad son algún tipo de fibrosis, hormonales, genéticas o por radiación. Sin embargo, existen diferentes tratamientos para superar este mal. Para la forma obstructiva, es posible obtener los espermatozoides a través de una punción testicular; luego, esos espermatozoides son utilizados en procedimientos de reproducción asistida. La no obstructiva podría superarse realizando una biopsia de testiculo.

Para determinar la calidad del esperma, se realiza un seminograma. Esta prueba, que se puede realizar en nuestro centro de fertilidad, ayuda a los biólogos y médicos a diagnosticar alteraciones en el factor masculino y valora la morfología, la movilidad y concentración de espermatozoides por mililitro de semen.

En cuanto a la morfología, la cabeza tiene que ser ovalada y lisa, la cola tiene que ser tres veces la longitud de la cabeza y presentar una correcta inserción en la cabeza. La movilidad se define por la velocidad a la que avanza el espermatozoide (micrómetros por segundo) siguiendo una trayectoria lineal.

Si tras un año de relaciones, sin usar medios anticonceptivos, una pareja no consigue quedarse embarazada puede existir un problema de fertilidad femenino o masculino. En el caso de los hombres, referido a la calidad seminal. Los parámetros del buen estado del semen están determinados por la OMS que realiza mediciones  regulares para controlar la fertilidad humana. En los últimos años, la calidad seminal de todos los varones del mundo ha bajado.

Categorías

Todos los artículos del blog

Pin It on Pinterest

Shares
Share This