Fertilidad Infertilidad Noticias Psicología Reproducción Asistida

Estrés vs. Fertilidad

707280_75692055

 

Cuando una mujer intenta concebir, mes tras mes, y no logra quedarse embarazada, comienza a entrar en una dinámica de pensamientos negativos que le causan estrés y en algunos casos hasta depresión, sin haber siquiera consultado a un especialista en fertilidad.

Estudios de psicología demuestran que cuando una mujer o una pareja son conscientes  de que tiene un problema de fertilidad, esta vivencia puede compararse al impacto que reciben las personas cuando se les comunica que padecen cáncer u otra enfermedad grave. Es lógico, porque la fertilidad afecta a las mujeres hasta la etapa adulta de sus vidas

Otro factor a tener en cuenta es la existencia de un alto porcentaje de mujeres que trabajan muchísimas horas sometidas a un fuerte estrés en su ámbito profesional y que están intentando ser madres. La Dra. Sarah Berga, especialista en Reproducción Asistida de la Universidad Emory, Estados Unidos,  ha realizado una investigación que relaciona el estrés con la infertilidad.  “Pensamos que podemos arreglar la infertilidad mediante los tratamientos de reproducción asistida –dice- y no invertimos lo suficiente en comprender el papel que determina el estrés: ¿qué pasaría si pudiéramos arreglar algunos problemas de infertilidad remediándolo?”

pide cita en ProcreaTec

El estudio de la Dra. Berga, realizado en monos hembra Rhesus, encontró pautas interesantes cuando fueron sometidos a factores de estrés. Las conclusiones fueron:

-Un 10% de los simios dejaron de ovular y de menstruar cuando se les sometió a estrés social.

-Otro 10%, cuando su alimentación y el ejercicio físico les fue alterado.

-Más de un 70%, cuando los tres factores (alimentación, ejercicio físico y estrés social) fueron alterados.

 

La Dra. Marta Moschetta, especialista en Reproducción Asistida de ProcreaTec, nos da su opinión profesional sobre el tema: “Me parece fundamental que los pacientes escojan un buen momento en sus vidas para hacer un tratamiento de fertilidad. No vale la pena hacer un tratamiento con niveles altos de estrés en el trabajo o con problemas familiares. Evidentemente hay muchos factores en nuestras vidas que no podemos cambiar, así que tenemos que aprender a vivir con el estrés y aprender sobre todo, como gestionarlo.  El Yoga, la acupuntura, hablar con un psicólogo o con un amigo que te escuche, practicar deporte, recibir un masaje, son algunas de las actividades que nos pueden ayudar a sobrellevar mejor el estrés y los problemas de infertilidad en general.”

En el siglo XXI, el estrés es un factor cada vez más presente en nuestras vidas. Hay que mejorar cualitativamente nuestra forma de vida para no afectar nuestra fertilidad y para mejorar nuestra salud en general.

Categorías

Todos los artículos del blog

Pin It on Pinterest

Shares
Share This