Infertilidad Psicología

Esperma hecho en laboratorio

Producir espermatozoides cuesta. En la mayoría de los mamíferos la espermatogénesis, el proceso de formación de esperma,  requiere un mes (en los humanos entre 64 y 75 días).  Un varón fértil es capaz de producir eyaculaciones con 150 millones de espermatozoides varias veces por semana. A pesar de ello, la calidad espermática es bastante irregular. En los bancos de semen sólo uno de cada 20 voluntarios tiene un semen en excelentes condiciones por lo que la generación en laboratorio de esperma era todo un reto. Un reto que ahora se ha superado:  unos científicos de la universidad de Yokohama han conseguido producir esperma fuera de los testículos de ratones, hacerlos madurar y que sean viables. El ratón es el primer paso, confían en desarrollar su método, aplicarlo a otras especies e incluso usarlo como terapia en humanos, en caso de infertilidad masculina.

Todo el proceso comienza con un fragmento de tejido testicular de ratones recién nacidos. Durante dos meses han reproducido las condiciones que se dan en los testículos de manera que han conseguido espermatozoides. Una vez que han desarrollado los gametos, los han utilizado, técnica de fertilización in vitro mediante, para obtener crías. Y esas crías no solo son normales sino que son perfectamente capaces de reproducirse.

La espermatogénesis se había intentado reproducir en laboratorio sin éxito por lo que el descubrimiento del equipo japonés es todo un avance en técnicas de reproducción asistida. La producción de espermatozoides in vitro es especialmente interesante en casos de infertilidad masculina a causa de radiaciones.

Cuando un hombre adulto tiene que someterse a quimioterapia, su esperma puede ser congelado para ser usado, en caso de que la radiación afecte a las gónadas. Si tiene algún problema se puede hacer una extracción testicular. Pero si el tratamiento radiológico tiene que aplicarse a un preadolescente no se puede obtener semen para utilizar después en caso de infertilidad. Si se consigue desarrollar esta técnica en humanos, con realizar una biopsia y obtener tejido testicular se podrían producir espermatozoides maduros que se podrían utilizar.

Categorías

Todos los artículos del blog

Pin It on Pinterest

Shares
Share This