Factor Femenino Psicología

El ritmo de la fertilidad

El ritmo delata la fertilidad. Esa es la conclusión de un estudio que afirma que las mujeres en la fase fértil de su ciclo menstrual, cuando bailan son percibidas más atractivas que si no están ovulando. El trabajo ha sido llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Góttingen en Alemania y sugiere que la fertilidad podría ser mucho más evidente de lo que se sospechaba hasta la fecha. Los cambios son sutiles y las mujeres no suelen ser conscientes de ellos. Sin embargo, los hombres sí que perciben esos cambios para obtener información, aunque sea inconscientemente, sobre el estatus de fertilidad de la mujer.

Llegar a comprobar esta tesis no ha sido fácil. El grupo de trabajo, dirigido por Bernhard Fin del departamento de Sociobiología y Antropología de la universidad alemana, estudió una muestra de 48 mujeres de entre 19 y 33 años. Les pidieron a toda que bailaran la misma música, una composición donde dominaba la batería. Antes de la danza, los autores habían estudiado el momento del ciclo menstrual en el que se encontraban las participantes.

Tras grabar el baile, se mostró el video a dos centenares de hombres. Para evitar la interferencia de los gustos personales, al grupo de chicos se les mostró solo las siluetas de las participantes, vestidas con el mismo atuendo y homogenizando sus cortes de pelo. Los participantes masculinos tenían que elegir a la mujer que les pareciera más atractiva. Ninguno de ellos sabía que el estudio tenía relación con la fertilidad.

Las mujeres que estaban en su momento álgido de ovulación fueron las que obtuvieron unas puntuaciones más altas por parte de sus congéneres masculinos. Los autores sospechan que esto se debe a las fluctuaciones en los niveles de estrógenos, que pueden afectar a los músculos, a los ligamentos y a la fuerza en los tendones. Al variar esos parámetros, las mujeres presentan sensibles diferencias en sus movimientos en función de su fertilidad, según explican las conclusiones del estudio, publicado recientemente en la revista ‘Personality and Individual Differences’.

Este comportamiento podría ser una evolución de los humanos con respecto a las hembras de otros mamíferos que, en sus momentos fértiles, se acercan más a los machos buscando la cópula.

Categorías

Todos los artículos del blog

Pin It on Pinterest

Shares
Share This