Fertilidad Noticias

El país de la fertilidad (I)

baby_money[1]

Judíos y árabes; heterosexuales y homosexuales; seculares y religiosos. Los pacientes que acuden diariamente al Hospital Assuta, en Tel Aviv, comparten un deseo: que la ciencia les ayude a ser padres. Israel es uno de los centros globales más importantes del mundo para la fertilización in vitro. Este hospital, que realiza cerca de 7.000 tratamientos anuales, una de las clínicas de fertilización con más trabajo del mundo.

A diferencia de otros países, donde las parejas deben financiarse los tratamientos de fertilidad (en algunos de ellos, como Estados Unidos con precios prohibitivos para la mayoría de la población), Israel ofrece tratamientos gratuitos de FIV hasta los 45 años de la madre y un máximo de dos bebés sanos (take-home babies). Una  política que ha hecho del país de Oriente Medio los mayores usuarios per capita de la técnica de reproducción asistida.

“Cuando piensas en ellos no puedes creerlo”, reconoce Keren, de 35 años mientras espera en la sala de espera de Assuta. Un bote reposa junto a ella: el esperma de su marido, que ha sido enviado desde otro hospital donde, mediante una FIV, tuvo a su primera hija. “Queríamos tres niños y teníamos problemas. Su no hubiera tenido esta oportunidad no hubiésemos sido capaces de afrontar económicamente el gasto”, cuenta en una entrevista al New York Times.

pide cita en ProcreaTec

Estos procedimientos representan uno de los mayores gastos de salud pública del país. A pesar de ello, la medida política de sufragarlo ha generado escaso debate y casi nulas críticas. Es uno de los pocos temas que convence a toda la sociedad. Hasta tal punto que existe un cuantioso grupo de muejres religiosas que se han convertido en madres solteras gracias a la técnica y sin generar demasiada controversia entre los rabinos. “Israel es una cultura muy tecnológica a la vez que tradicional”, cuenta Sigal Gooldin, sociólogo que ha estudiado la regulación de la FIV en Israel. “No es sólo por el miedo a perder a sus hijos en acciones militares arriesgadas sino que el apoyo se basa en la institución de la familia. Y una familia se convierte en tal cuando hay niños”, sentencia.

En el país hay una expectativa social para tener hijos. En una conversación informal siempre aparece la pregunta: “¿Cuántos hijos tienes”. Si la gente responde uno, preguntarán: ¿por qué solo uno? Si la respuesta es dos, ¿por qué solo dos? Los israelíes tienen una media de 2,9 hijos por familia. Esa afición por la progenie se basa, por un lado, en el mandato divino de procrear y por otro en la presión demográfica de los palestinos. Y la demografía se traduce en política. Tel Aviv ha usado la promoción de la natalidad como una decisión estratégica: mantener un considerable número de judíos e intentar consolidarse frente a los palestinos, por presión demográfica, en las regiones ocupadas. Eso no evita que los ciudadanos árabes de Israel tengan derecho a tratamientos de fertilidad pagados por el Estado y nadie lo cuestione.

En 2002 se realizaron en Israel 1.657 tratamientos de FIV por millón de personas. En España, el año pasado se realizaron 54.000 tratamientos de fertilidad (unos 900 por millón de personas). Los expertos aseguran que la tasa de FIV de Israel es todavía muy superior a la del resto del mundo. Un 4% de los nacidos en Israel hoy en día han sido concebidos mediante una fertilización in vitro.

2 comentarios

Clica aquí para publicar un comentario
  • Como podríamos llegar mi pareja y yo a realizar un Fiv en Israel?? Cuales serian las condiciones…mi esposa sufre de endometriosis severa..sin ninguna trompa ya. Espero algún comentario

Categorías

Todos los artículos del blog

Pin It on Pinterest

Shares
Share This