Alimentación Factor Femenino Fertilidad Infertilidad

Dieta para tener hijos

NutricionNo solo la obesidad afecta a la fertilidad. La delgadez extrema también puede generar problemas a la hora de tener hijos. Un estudio publicado en  Journal of Human Reproductive Sciences analiza de forma exhaustiva cómo afecta la alimentación, su exceso o defecto, a la fertilidad. La relación entre la nutrición y las posibilidades de tener hijos está más que probada. La novedad de este estudio radica en que va un poco más allá.

Así, se sabía que una mujer obesa tiene menos posibilidades de quedarse embarazada de manera natural. Pero, además, debido a la grasa se producen alteraciones en los mecanismos de estimulación hormonal por lo que, de quedarse embarazada, las posibilidades de éxito disminuyen drásticamente.  “El problema con las hormonas radica en la producción de esteroides, que afectan a la regulación del ciclo menstrual pudiendo llegar a producir amenorrea”, cuenta la doctora de ProcreaTec Marta Moschetta. Por otro lado, el tejido adiposo altera la relación entre estrógenos y andrógenos y, en general,  las mujeres con problemas de sobrepeso tienen una mayor prevalencia de ovario poliquístico. Todos estos problemas relacionados con la fertilidad, desaparecen, en un 70% de los casos, si la mujer vuelve a su peso normal.

El peso también afecta a la producción de folículos. Durante el funcionamiento normal del aparato reproductor, en la producción de ovocitos, las mujeres con tallas grandes requieren una mayor producción de gonadotropinas, clave en la estimulación ovárica. Este exceso produce embriones de peor calidad que favorece una mayor tasa de abortos.  De ahí que antes de tener un hijo, ya sea de manera natural o en una clínica de reproducción asistida, los expertos recomienden bajar de peso.

En el otro extremo, la delgadez también puede conllevar problemas de fertilidad. Si el índice de masa corporal (una relación entre peso y altura que determina la masa de un cuerpo y que se calcula dividiendo el peso por el cuadrado de la altura) es menor de 22 la producción de estrógenos se ve alterada disminuyendo las posibilidades de quedar embarazada. La sobredelgadez también puede afectar a los valores de diversas vitaminas, algunas de ellas, como la Vitamina A y E, clave en la función reproductora. Al recuperar peso, la fertilidad vuelve a presentar valores normales, según el estudio presentado.

pide cita en ProcreaTec

Los espermatozoides también se ven afectados por la grasa. Los hombres con sobrepeso presentan unos gametos más lentos y menos numerosos. Un estudio de la Escuela de Medicina de Harvard, en Boston, publicado en Human Reproduction reconocía a la alimentación como clave en la infertilidad y la disfunción eréctil: un 71% de los hombres que tenían problemas de infertilidad eran obesos. Además, el consumo de ácidos grasos omega 3, que se encuentra principalmente en los aceites de pescado y las grasas vegetales, se asocia con un esperma más saludable. Una dieta equilibrada es clave a la hora de tener hijos.

Categorías

Todos los artículos del blog

Pin It on Pinterest

Shares
Share This