Factor Femenino Fertilidad Infertilidad Noticias novedades

Descafeinado que me quiero quedar embarazada

Estimulante, aromático, oscuro y omnipresente en la sociedad. Los días empiezan con su olor, las comidas acaban con su nombre y, algunas tardes, el café acompaña a la merienda. Pero si se desea tener un hijo, es mejor controlar el consumo de esta bebida estimulante.

La cafeína tiene un efecto negativo sobre la capacidad reproductiva femenina, según un estudio publicado en la revista The British Journal of Pharmacology. El descubrimiento lo ha realizado un grupo de investigadores de la Universidad de Reno, en Nevada, bajo la tutela de Sean Ward, docente de fisiología y biología celular, que han experimentado la interacción entre café y fertilidad en ratones.

Una dosis de cafeína tiene un particular efecto en las trompas de Falopio (los conductos por los que transita el óvulo desde el ovario hasta el útero) de las hembras: puede obstaculizar los movimientos de contracción de los músculos de la zona. Si los músculos no se contraen, el óvulo no se desplaza hasta el útero y, aunque esté fecundado, no consigue implantarse.

Cuando el óvulo desciende desde el ovario, lo hace gracias al movimiento de microscópicas estructuras filiformes que están en el interior de las trompas. La causa del movimiento es la contracción de algunas células musculares presentes en las paredes de estos conductos. Su actividad está controlada por las células pacemaker. La cafeína afecta a estas células.

Aunque la investigación se ha realizado en ratones, el experimento puede ayudar en las futuras terapias de fertilidad del aparato reproductor femenino. La cantidad de cafeína usada por estos expertos en los ratones es la equivalente a dos tazas de café. No se sabe cuál es la dosis de esta sustancia que podría tener un efecto similar en el hombre. Próximos estudios en las trompas de falopio humanas ayudarán a comprender mejor el fenómeno.

Etiquetas

Categorías

Todos los artículos del blog

Pin It on Pinterest

Shares
Share This