Fertilidad Noticias novedades

Cinco personas y la felicidad

Tres funcionarios y una pareja en Buenos Aires. Entre impresos, llamadas de teléfono y problemas en la cama, el director de teatro Claudio Tolcachir desnuda las emociones de sus personajes en Tercer Cuerpo. La obra, segunda parte de su trilogía tragicómica que empezó con La omisión de la familia Coleman, es un ensayo sobre la incomunicación  y la soledad aderezado de finos toques de humor. Los protagonistas luchan desesperadamente por conseguir la felicidad, algo que la gente a su alrededor aparentemente posee mientras que a ellos se les deniega continuamente, pero la inercia de sus vidas grises tiene demasiada fuerza y, a pesar de sus intentos, nunca pueden alcanzarla. Pulsiones sexuales reprimidas, precariedad social o frustración se mezclan a la perfección con el conflicto, la carcajada y la mentira.

Invenciones como las de Moni cuando finge tener una casa, las de Hector que disfraza en femenino sus encuentros nocturnos con chicos o las de Sandra que, una vez a la semana, acude a clínicas de fertilidad para intentar quedarse embarazada. Siempre va sola. Su marido nunca quiere acompañarla; su marido no existe. Ella lo creó. Ahora quiere un hijo pero al no atreverse a negar la existencia de ese compañero, fruto de su imaginación, nunca pasa de la primera o segunda visita.

Jugando con tabús y prejuicios, la reproducción asistida entre ellos, Tolcachir desnuda a sus personajes y muestra sus debilidades y sus inquietudes. También sus miedos que al final son comunes porque todos tenemos algo de ellos; todos tenemos miedo de no conseguir lo que nos proponemos en la vida ya sea una casa, una pareja, un trabajo o un hijo.  En la obra subyace la lucha y la osadía para luchar contra ese temor y cambiar nuestra realidad. Aunque los protagonistas no lo consiguen, su experiencia inspira a revolucionar lo que nos rodea para que el conformismo no nos arrastre a la apatía. Y si anhelamos una pareja, buscarla sin prejuicios; si deseamos un hogar, formarlo donde estemos y si queremos un hijo, atreverse a tenerlo.

La obra se puede ver en las Naves del Español del Matadero de Madrid hasta el domingo 15 de mayo. Entradas 22 euros.

Etiquetas

Categorías

Todos los artículos del blog

Pin It on Pinterest

Shares
Share This