Factor Femenino Fertilidad Infertilidad Noticias novedades Reproducción Asistida

Células madre para ser madre

Óvulos humanos a partir de células madre del ovario. Ese ha sido el resultado del trabajo de investigación del estadounidense Jonathan Tilly, del Hospital General de Massachusetts. El descubrimiento ha puesto en duda uno de los grandes dogmas de la ginecología: la reserva ovárica. Además, abre la posibilidad para que mujeres por encima de los 40 años, e incluso tras la menopausia, puedan aspirar a tener óvulos propios de calidad y contar con mayores esperanzas de concebir hijos en procesos de reproducción asistida en una clínica de fertilidad.

La premisa de que la mujer nace con un número determinado de ovocitos ha sido un hecho científico desde hace más de 50 años. Los óvulos se van generando hasta que se llega al climatario, cuando empieza la menopausia. El investigador Jonathan Tilly hizo tambalearse este planteamiento hace años. Tras numerosos estudios con ratones, en 2005 descubrió que células madre de la médula ósea migraban al ovario y desde allí generaban ovocitos. Una premisa que fue muy cuestionada por diversos médicos y biólogos

El domingo pasado el investigador volvió a sorprender a la comunidad científica al publicar en Nature Medicine un estudio en el que sostiene que no solo ha hallado células madre en ovarios humanos, sino que a partir de ellas ha obtenido ovocitos; precursores de óvulos. Un hecho que, de comprobarse en humanos, podría abrir nuevas vías en la lucha contra la infertilidad femenina.

El investigador lleva años publicando artículos en esta dirección; defendiendo la presencia de células madre adultas en el ovario que podrían tener un papel en la producción de óvulos. La novedad es que con su equipo del Vincent Center for Reproductive Biology del hospital de Massachusetts (de la Universidad de Harvard), ha localizado células madre adultas en ovarios humanos, según explica en la publicación.

Tilly, que hasta ahora solo había trabajado en ratones, consiguió aislar este tipo de células en tejido ovárico donado al Satiama Medical Center de Japón por mujeres que se sometieron a un proceso de cambio de sexo. Tras cultivarlas, las células generaron ovocitos inmaduros (oocitos) de las mismas características que los humanos. Al transferirlos a tejido ovárico humano injertado en ratones, estas células produjeron folículos (estructuras germinales de los óvulos).

Las mujeres españolas tienen su primer hijo a la edad de 31 años. Al retrasar el embarazo, aumentan las posibilidades de problemas de fertilidad. De esta manera, las mujeres que acuden a una clínica de fertilidad tiene, de media, 37 años, solo seis más. Así, contar con la posibilidad de obtener óvulos a partir de células madre procedentes del propio ovario de la mujer supondría una revolución en las técnicas de fertilidad.

Los trabajos de Tilly son muy controvertidos. Distintos grupos que han tratado de reproducir trabajos previos en ratones de Tilly han fracasado. Tan solo un equipo chino y otro estadounidense han conseguido hallar en ratones las células madre que ha identificado Tilly. De estos, solo el primer grupo llegó a producir ovocitos e incluso fecundarlos y conseguir ratones vivos en buen estado. Sus descubrimientos son interesantes pero hasta que no se comprueben y se contrasten no será valiosos para las clínicas de fertilidad.

 

Categorías

Todos los artículos del blog

Pin It on Pinterest

Shares
Share This