Factor Femenino Fertilidad Infertilidad Reproducción Asistida

Ante el cáncer, preserva tu fertilidad

La fertilidad no se suele preservar. A esta conclusión ha llegado un grupo de  investigadores de la Universidad de California, en San Francisco, que ha demostrado que las mujeres jóvenes que comienzan un tratamiento contra el cáncer no suelen tomar medidas para preservar su fertilidad, según los datos publicados en la revista Cancer, de la Sociedad Americana de Oncología.

Más de 120.000 personas menores de 50 años son diagnosticadas de cáncer cada año. Debido a que las tasas de supervivencia a la enfermedad están aumentando, por la mejora de los tratamientos, la calidad de vida una vez superado el cáncer es cada vez más importante. La quimioterapia y otros tratamientos oncológicos son tan agresivos que provocan afecciones importantes en los pacientes; una de ellas es el riesgo a perder la capacidad reproductiva tanto en hombres como en mujeres. Las mujeres, además, tienen más riesgo de sufrir una menopausia precoz. Debido a esto, es recomendable advertir a estas personas de la existencia de técnicas de reproducción asistida que pueden mejorar sus posibilidades de concebir: la crioconservación de esperma y de óvulos.

A pesar de que estos avances son una realidad, no todas las personas los utilizan. Los investigadores indagaron sobre el uso de estas técnicas por parte de mujeres que han sufrido un cáncer. Así, entrevistaron a 1.041 mujeres de entre 18 y 40 años a las que se les había diagnosticado un cáncer entre 1993 y 2007. De todas ellas, un total de 918 fueron tratadas con terapias que podrían afectar negativamente su fertilidad como quimioterapia, radioterapia pélvica, cirugía pélvica, o trasplante de médula ósea. A pesar de que el 61% de estas mujeres recibieron asesoramiento de sus médicos, u otros profesionales sanitarios, sobre los riesgos que el tratamiento del cáncer podía causar a su fertilidad, solo un 4% de ellas optó por preservar la fertilidad.

El estudio reveló, no obstante, como las tasas de preservación fueron aumentando con el tiempo ya que, mientras sólo un 1 por ciento inició alguna técnica de fertilidad en 1993, entre un 6 y 10 por ciento optaron por estas terapias en 2005 y 2007. Una de las claves del acceso a estos tratamientos, es el asesoramiento médico. “A pesar de que las mujeres poseen cada vez más información sobre los riesgos que un cáncer puede suponer para su salud reproductiva, muchas todavía no reciben la información adecuada sobre sus opciones en el momento del diagnóstico“, explica Lourdes López, doctora de la clínica ProcreaTec, donde ofrecen la posibilidad de preservar la fertilidad.

Las mujeres que ya tienen hijos, las más jóvenes, caucásicas y con estudios universitarios eran más propensas de ser asesoradas correctamente en el momento de su diagnóstico del cáncer y, por lo tanto, de poder preservar su fertilidad, según el estudio.

Categorías

Todos los artículos del blog

Pin It on Pinterest

Shares
Share This