Uncategorized

El valor de la maternidad

El valor de la maternidad

 

Este fin de semana celebramos el Día de la Madre, una efemérides con un significado muy especial para todos los profesionales que trabajamos en Procreatec, así como para todas las personas que acuden diariamente a nuestra clínica.

Para las mujeres que visitan nuestra clínica, ser madre es uno de sus mayores anhelos y nuestro equipo profesional emplea todo su conocimiento y experiencia, así como las tecnologías más avanzadas, para lograr ese fin.

Todo nuestro personal está entregado en conseguir el embarazo de nuestras pacientes y nuestra mayor alegría es que logren, por fin, ser madres.

Pero ¿qué implica esta maternidad? ¿Por qué es tan importante la labor que realizan las madres?

La maternidad cambia tu vida

Es un hecho irrebatible: la maternidad cambia la vida de la mujer. Cosas que antes eran muy importantes dejan de serlo y otras a las que no les prestabas importancia comienzan a ser fundamentales en tu existencia.

Tu centro de gravedad cambia por completo: tus preocupaciones, actividades e inquietudes son diferentes pues una nueva vida ha surgido y depende casi completamente de ti en sus primeros pasos.

La madre es el principal referente del recién nacido, de quien depende para su sustento, aprendizaje y afecto. La madre ofrece protección y cariño y no solo en los primeros años de vida sino prácticamente en toda la existencia del hijo.

En la maternidad hay una parte importante de renuncia, pero es una renuncia voluntaria y ampliamente compensada. Sólo con una sonrisa del bebé puede ser suficiente para hacerte olvidar cualquier mal rato pasado anteriormente o las dificultades para quedarte embarazada, así como las dudas y miedos.

Cómo ser una madre feliz

Si quieres ser una madre feliz y ser una referencia muy positiva para tus hijos, hay una serie de consejos generales que pueden ser muy útiles para madres primerizas y que acaban de tener  un bebé recientemente:

Vive tu maternidad de la forma en que te sientas más cómoda. Respeta a las otras madres y busca que te respeten a ti. No sigas manuales al pie de la letra. Déjate aconsejar por expertos pero sigue tu propio camino.

Decide de forma razonada si vas a dar pecho y si será de forma exclusiva. Tu médico te podrá aconsejar a este respecto en base a tu historial y estado físico pero tuya es la última palabra.

Aprende de tu hijo. Hay madres que olvidan este punto y se pierden muchas cosas que pueden contribuir a su felicidad. La mirada inocente, curiosa y nueva de tu hijo puede enseñarte muchas cosas. Para ellos todo es la primera vez y tú puedes volver a sentirte niña si acompañas a tu hijo en esa exploración y con esa mirada.

Tu pareja, tu apoyo

No todo está en los libros. En la actualidad existen muchos manuales de autoayuda para padres pero debes decidir si son de utilidad para ti. La experiencia de otras madres y la tuya propia pueden constituir la mejor enseñanza, así como el asesoramiento de expertos. En todo caso, informarte sobre las etapas de la maternidad siempre es importante y valioso.

Apóyate en tu pareja. No intentes hacerlo todo en la crianza y aprendizaje de tu hijo. Reparte tareas y apóyate en tu pareja en el día a día y sobre todo en los primeros meses de vida del bebé, que son con frecuencia los más extenuantes para una madre.

Evita prejuicios. Los prejuicios nacen de la inseguridad pero constituyen una barrera para disfrutar de muchas cosas y pueden limitar tu felicidad al vivir la maternidad. Es normal tener miedos y sentirnos vulnerables. El apoyo de los seres queridos y la información son herramientas muy eficaces para evitar que estos temores se conviertan en prejuicios.

En  suma, desde Procreatec esperamos que nuestras pacientes sepan disfrutar plenamente de su maternidad y cuentan con todo nuestro apoyo y afecto. ¡Feliz Día de la Madre!

 

Añade un comentario

Clica aquí para publicar un comentario

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías

Todos los artículos del blog

Pin It on Pinterest

Shares
Share This