Tras un cáncer de mama ¿qué opciones tengo para tener un hijo?

Un estudio publicado recientemente por la ASCO (American Society of Clinical Oncology) ha revelado la manera de impedir la menopausia precoz inducida por la quimioterapia.

tras un cáncer

Dicho estudio publicado en el New England Journal of Medicine, describe un modo eficaz para evitar la menopausia precoz en algunas mujeres jóvenes tras someterse a un tratamiento para el cáncer de mama. Ahora existe un modo de lograr ser madre si así lo desean.

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente entre las mujeres, y los casos año a año van en aumento, sin embargo afortunadamente estos casos se curan hasta en un 90 % de las ocasiones. En la mayoría de los casos las pacientes afectadas superan los 50 años, sin embargo aumentan cada año los casos en mujeres entre los 30 y los 40 años. En cualquiera de los casos la quimioterapia se presenta como un tratamiento indispensable, comprometiendo la posibilidad de ser madres en las mujeres más jóvenes.

Hasta ahora la única opción que se presentaba a estas pacientes era prever y vitrificar ovocitos previo al tratamiento o acudir a una clínica de fertilidad para acceder a una donación de ovocitos u otra técnica de fecundación in vitro tras el tratamiento. Sin embargo la ciencia avanza y ahora este estudio presente un fármaco que podría salvaguardar la fertilidad de alguna de estas jóvenes pacientes.

Este fármaco protege a la mujer de los efectos adversos de la quimioterapia, preservando la función ovárica, manteniéndolos “en reposo” durante todo el tratamiento. La guía que se utilizaba hasta hoy para el tratamiento de algunas pacientes jóvenes con cáncer de mama será modificada utilizando este nuevo fármaco como parte indispensable del tratamiento.

Previo a este estudio recientemente publicado, el Instituto para el Cáncer de Génova había publicado hará ya unos tres años una investigación similar donde se aseguraba haber dado con este fármaco para ayuda de la fertilidad de las pacientes. Hoy se aúnan ambos criterios para respaldar la fiabilidad de dicho medicamento.

Sea el estudio americano o el italiano no dejan dudas, el número de embarazos de pacientes ya curadas que tuvieron acceso a este fármaco es el doble con respecto a aquellas que no tuvieron dicho tratamiento.

Hoy en día proteger la fertilidad de una parte de las mujeres jóvenes con cáncer de mama está más cerca. De momento solo centros oncológicos altamente especializados tienen acceso a estos fármacos, pero la medicina avanza y cada vez presenta una mejor calidad de vida a aquellas mujeres afectadas de cáncer de mama. Hoy ser madre tras este tipo de cáncer es menos un sueño inalcanzable y más una realidad a nuestro alcance.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *