Clínica de Reproducción Asistida

¿Cómo interpretar las tasas de éxito de una clínica de reproducción asistida?

¿Cómo interpretar las tasas de éxito de una clínica de RA?

Tasas de embarazo
Tasas de éxito

Las tasas de éxito de la reproducción asistida pueden convertirse en un auténtico jeroglífico. Sin embargo, son un factor a tener en cuenta para conocer un poco más la clínica por la que te vas a decantar para seguir un tratamiento de fertilidad. Por ello, desde ProcreaTec, os vamos a explicar a qué se refieren las diferentes denominaciones que se emplean en los laboratorios.

  • Tasa de implantación

Porcentaje de embriones que se implantan por transferencia.

  • Tasa de embarazo por transferencia

Porcentaje de pacientes que consiguen el embarazo tras cada transferencia embrionaria.

  • Tasa de recién nacido vivo (RNV)

Porcentaje de pacientes que logran embarazo tras la transferencia y llegan a término consiguiendo un recién nacido vivo.

  • Tasa de embarazo acumulado

Probabilidad de conseguir el embarazo incluyendo transferencias de embriones en fresco y transferencias de embriones vitrificados.

Cuando hablamos de tasa de embarazo es importante diferenciar algunos conceptos. La tasa de embarazo general hace referencia a la obtención de un test de embarazo positivo tras un tratamiento. En esta tasa se incluyen los embarazos bioquímicos, en los que el test resulta positivo, pero no llega a visualizarse el embarazo por ecografía. La tasa de embarazo clínico: en el que se confirma ecográficamente la presencia de embarazo mediante la visualización de uno o más sacos gestacionales con embriones.

En ProcreaTec, cuando hablamos de tasas de embarazo, siempre hablamos de embarazo clínico.

Nuestras tasas

Más de la mitad de nuestras pacientes  (55%) consiguen el positivo en ciclo propio (con sus propios ovocitos) en fresco. Un porcentaje bastante superior al del Registro SEF, que indica que sólo el 36,4 por ciento lo logran. Como hemos repetido en varias ocasiones, la edad de la mujer es un factor clave para conseguir el embarazo, pero también las mujeres que se hacen un tratamiento de fertilidad en nuestra clínica obtienen buenos resultados pese a su edad.

El 78% de nuestras pacientes menores de 35 años, tienen una beta positiva; frente al 46,5% del registro SEF. En el tramo de edad de 35 a 39; el 64% logran el embarazo; frente a 37,1% del registro SEF. Por último, el 33% de las pacientes de 40 o más años, se quedan embarazadas con sus propios óvulos; frente a un 22,4% que cifra el Registro SEF.

Por otra parte, en los ciclos con embriones propios desvitrificados la tasa de éxito es del 50%. Idéntico resultado se obtiene en los ciclos de FIV con diagnóstico genético preimplantacional (DGP). Mientras que, en inseminación artificial, el 13% de las pacientes que se someten a esta técnica con el semen de su pareja lo logran; frente al 21% de quienes utilizan semen de donante.

En el caso de la ovodonación, las cifras son aún mejores. Así, el 65,2% de las pacientes obtienen el embarazo frente al 54,5 por ciento del Registro SEF en los ciclos en fresco. Mientras que el 55% lo consiguió en los ciclos de transferencia de embriones desvitrificados.

Registro SEF

El Registro Nacional de Actividad 2015-Registro SEF es el registro oficial de técnicas de reproducción asistida del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. En él se incluye el análisis estadístico final y la explotación de estos datos realizada por la Sociedad Española de Fertilidad (SEF). Se trata por tanto de los datos nacionales oficiales que cubren la totalidad de las Técnicas de reproducción asistida (TRA) realizadas en España durante el año 2015 y sus resultados.

Este registro recoge los datos de los 287 centros españoles que desarrollan técnicas de reproducción asistida. Se diferencian dos técnicas: la FIV/ICSI (fecundación in vitro/inyección intracitoplasmática de espermatozoides), que consiste en la unión del óvulo con el espermatozoide en el laboratorio, para obtener embriones para transferir al útero materno con el fin de obtener una gestación evolutiva a término; y la IA (inseminación artificial), que consiste en la inserción del semen en el tracto reproductor femenino, para favorecer la fecundación del óvulo y el espermatozoide. Dentro de la inseminación artificial, se habla de: inseminación artificial con el semen de la pareja (IAC) e inseminación artificial con el semen de donante anónimo (IAD).

 

Añade un comentario

Clica aquí para publicar un comentario

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías

Todos los artículos del blog

Pin It on Pinterest

Shares
Share This