Reproducción Asistida

Un hijo y dos madres

Hijos con dos madres biológicas. Esa es la posibilidad que aporta el método ROPA (recepción de óvulos de la pareja). Una propuesta muy interesante para las parejas de lesbianas que desean tener hijos. La cesión de gametos permite que una de las mujeres geste el óvulo de la otra. Es una opción poco extendida, que brinda a ambas mujeres la posibilidad de ser madres del bebé. Sin embargo, muchas encuentran dificultades a la hora de realizar su sueño debido a la poca claridad legal.

A pesar de la legalización del matrimonio homosexual y de la matización de varias leyes relativas al matrimonio, aún hay vacíos legales que cubrir; el método ROPA es uno de ellos. “En materia de cesión de gametos, la ley habla de marido y mujer y no de cónyuges”, destaca Isabel Gómez, presidenta de la Asociación de Gais y Lesbianas con Hijos e Hijas (Galehi), en una entrevista. Así, un varón puede ceder su esperma a su mujer, pero los óvulos se donan de manera anónima y, por tanto, complica que ocurra dentro de una pareja.

“La mujer podrá ser usuaria o receptora de las técnicas [de reproducción asistida] reguladas en esta Ley con independencia de su estado civil y orientación sexual“, reza el texto legal sobre técnicas de reproducción humana aprobado en España en el año 2006. Aunque la norma hace un guiño inclusivo al colectivo homosexual, que veía cómo su derecho al matrimonio podría quedar cojo, al no legislar sobre un sistema que les ponía trabas a la hora de tener hijos.

 “El proceso es el mismo que en el caso de una madre o una pareja que se somete a la doble donación de gametos. Es decir, que engendra a su hijo con el óvulo de una donante y el esperma de otro donante. La principal diferencia es que el óvulo proviene de su pareja que se tiene que someter a un proceso de estimulación ovárica y de extracción de los ovocitos”, aclara Lourdes López Yañez, doctora de la clínica de fertilidad madrileña ProcreaTec.

Aunque en Galehi no tienen constancia de casos de rechazo abierto por parte de los hospitales y centros privados, varias parejas que ha realizado el método ROPA reconocen que, en algunos centros, se han encontrado con dificultades. Su presidenta reconoce que es muy frecuente que las parejas con las que está en contacto la asociación declaren que han sentido un cierto recelo cuando se les pregunta por sus procesos de reproducción asistida.

La Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida emitió un dictamen reconociendo que la redacción de la ley estaba produciendo una clara discriminación hacia los matrimonios de lesbianas. Para subsanar el error, el PSOE elevó una proposición no de ley para cambiar el texto, que fue aprobada por el Congreso en 2010.

Aunque este método se podría realizar a través de la sanidad pública, la mayoría de las parejas acude a clínicas de fertilidad privadas. En estos centros, cada vez  hay más demanda. Desde que la comisión dio su visto bueno, este tema, antes rodeado de un cierto tabú, está plenamente aceptado en casi todas las clínicas de fertilidad.

Añade un comentario

Clica aquí para publicar un comentario

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías

Todos los artículos del blog

Pin It on Pinterest

Shares
Share This