Junio: mes de la infertilidad

Junio: mes de la infertilidad

Junio es el Mes de la Infertilidad, una celebración muy especial para todo el equipo y pacientes de Procreatec. Con motivo de esta fecha, reflexionamos sobre la importancia de los avances científicos para tratar la infertilidad y sobre algunos asuntos pendientes en este ámbito.

El Mes de la Infertilidad es un momento perfecto para celebrar que, gracias a los avances de la ciencia y a la formación de profesionales médicos cada vez más completos, en Procreatec podemos ayudar a muchas parejas a hacer realidad sus sueños. Para los problemas de fertilidad existen hoy en día muchas más soluciones efectivas y seguras que tan sólo hace unos pocos años.

Así, recordaremos a todas las mujeres que hemos ayudado a ser madres mediante los últimos avances tecnológicos y a través de una atención personalizada y de calidad.

Muchas mujeres que temieron no poder ser madres han encontrado tratamientos efectivos en la fecundación in vitro, la vitrificación de ovocitos o en técnicas especiales como el método ROPA, entre otros.

Temas para reflexionar

 Pero junio será también un día idóneo para reflexionar sobre las asignaturas pendientes en la búsqueda de la fertilidad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que, pese a los grandes avances producidos en los últimos años, la infertilidad continúa siendo un problema sanitario grave de las sociedades más avanzadas.

Las causas de la infertilidad son múltiples y derivan en que alrededor de una de cada seis parejas encuentra problemas al tratar de conseguir un embarazo. Y esta infertilidad no entiende de sexos pues afecta por igual tanto a hombres como mujeres.

Y un gran problema que empeora las situaciones de infertilidad es que las parejas tardan demasiado tiempo en acudir a un especialista. De hecho, cerca de la mitad de las parejas no lo hacen nunca y su problema nunca encuentra una solución.

Otro aspecto para la reflexión sobre la infertilidad en las sociedades más desarrolladas es que cada vez más mujeres retrasan su maternidad. Este hecho afecta a las posibilidades de éxito en el embarazo pues la calidad de los óvulos disminuye con la edad. En estos casos la reproducción asistida se convierte en un colaborador imprescindible para lograr ser madre y formar una familia. Además, la vitrificación de los óvulos puede ser la solución para las mujeres que por motivos sociales o personales decidan posponer el embarazo.

Una sociedad cada vez más diversa

Para finalizar, en junio recordaremos que nuestra sociedad es cada vez más diversa, acogiendo distintos modelos de familia. El perfil de las parejas que han acudido a nuestra clínica para someterse a tratamientos de fertilidad ha cambiado en la última década. En el pasado reciente, la pareja heterosexual que deseaba tener un hijo era el paciente tipo y más frecuente. En la actualidad, a la pareja heterosexual hay que sumar otros tipos de pacientes: mujeres solas que quieren disfrutar de la maternidad, parejas homosexuales, mujeres viudas e incluso hombres solos en otros países en los que la legislación lo permite.

En cierto modo, los tratamientos de fertilidad han abierto la puerta a tener hijos a personas a las que hasta ahora social y biológicamente les era negado, consolidando nuevos modelos de familia.

Nuestra clínica ofrece tratamientos personalizados para personas con diferentes personales, independientemente de su modelo familiar. El objetivo es común en todos ellos: ser padres.

En resumen, celebremos todo el mes la importancia de la fertilidad, uno de los mayores tesoros de los que disponemos como seres humanos y que debemos cuidar como uno de los bienes más preciados. Y alegrémonos de que cada vez tenemos más herramientas para combatir la infertilidad en una sociedad plural, aunque todavía queda camino por hacer.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *