Hipotiroidismo, nutrición y fertilidad.

 

Estamos en la semana mundial de la nutrición. Queremos centrar nuestro artículo en la importancia de tener un nivel adecuado de hormonas tiroideas durante la formación del feto. Para ello, os daremos unos consejos nutricionales que os ayudaran a mantener los niveles recomendados de una forma super saludable.

¿Por qué es importante?

El hipotiroidismo es el conjunto de alteraciones orgánicas que provocan una producción insuficiente de hormonas tiroideas. Las hormonas tiroideas, especialmente la T4, son un factor crítico para el desarrollo del Sistema Nervioso Central del feto. Sin un nivel adecuado de estas hormonas tiroideas, la migración de neuronas y el desarrollo madurativo y formativo de zonas críticas del cerebro no se producen de forma óptima.

Por ello, es importante mantener el valor de la TSH (hormona estimulante del tiroides) en un valor por debajo de 2.5 mlU/L para mantener una adecuada aportación de hormonas tiroideas al feto.

Nutrición & tiroides

A parte del tratamiento médico, hay otras formas más naturales que pueden ayudar a este valor a mantener unos rangos saludables.

Queremos destacar el selenio como elemento clave para mantener unos rangos de TSH saludables. Los alimentos en los que encontramos un alto contenido en selenio son:  semillas de girasol, nueces de Brasil, trigo, salvado y el germen de trigo, cebada y las semillas de mostaza.

De igual manera, conviene controlar los niveles de yodo. Es importante recordar que algunos alimentos vegetales contienen más yodo que otros. Valor de yodo en microgramos por 100 gramos de producto: Espinacas (41 mcg), arroz integral (20 mcg), setas frescas (18 mcg), remolacha, zanahorias, manzanas (8 mcg).

Por otro lado, se recomienda evitar lácteos y soja puesto que son alimentos que alteran los niveles de TSH.

Tratamientos alternativos

Además de llevar una dieta equilibrada, existen también tratamientos alternativos que ayudan con los problemas derivados de la tiroides. Existen varios estudios que apoyan los tratamientos Fitoterápicos (Fucus Vesiculosus) y Ayurvédicos (Commiphora Mukul). Si consideran esta opción les recomendamos hablar con un especialista de este sector.

Esperamos que estos pequeños consejos os ayuden. ¡Recordad que para cualquier consulta, tenéis al mejor equipo de Fertilidad a vuestra disposición! 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *