Los falsos mitos sobre fertilidad reducen las tasas de embarazo

Los falsos mitos sobre fertilidad

Los falsos mitos sobre la fertilidad y la reproducción humana pueden reducir las tasas de embarazo. Los consejos sobre las posturas sexuales que favorecen la fecundación o los días más adecuados para conseguir el embarazo que circulan por internet son erróneos, falsos o inexactos.

Es habitual leer en los foros y en diferentes páginas web recomendaciones sobre la abstinencia sexual del hombre o las relaciones íntimas a diario y ambas son erróneas. La calidad seminal se reduce si el hombre pasa más de siete días sin eyacular o si lo hace de forma muy seguida.

Desde ProcreaTec, la psicóloga y ATS Raquel Pascual nos ha hablado de los mitos más comunes sobre fertilidad que circulan por internet y las redes sociales.

Los diez mitos más comunes sobre la fertilidad

1. Es fácil quedarse embarazada. El 15% de las parejas (1 de cada 7) sufren infertilidad. En España se calcula que hay unos 16.000 casos al año. En un ciclo menstrual, una pareja solo tiene un 20% de posibilidad de lograr el positivo.

2. En cualquier momento del ciclo menstrual existe la misma probabilidad para conseguir el embarazo. Las mujeres tienen pocos días fértiles al mes, justo antes de que se produzca la ovulación y después. Pero hay que tener en cuenta que el óvulo solo vive de 12 a 24 horas.

3. Algunas posturas sexuales o postcoitales favorecen la fecundación. No hay ninguna evidencia científica que lo sustente. Subir las piernas después del coito o practicar solo la postura del misionero no va a hacer que los espermatozoides lleguen al óvulo y lo fecunden.

4. La mujer puede quedarse embarazada cuando lo desee. El hecho de ver continuamente famosas por encima de los 40 años e incluso de los 50 que anuncian su inminente maternidad, hace pensar que la fertilidad femenina no tiene fecha de caducidad. La realidad es que a partir de los 35 años, las posibilidades de embarazo se reducen mucho y muchas de las famosas que son madres tardías lo han conseguido por un tratamiento de ovodonación, es decir, una donación de óvulos de una mujer joven a la mujer; o por haber vitrificado sus óvulos cuando eran más jóvenes.

¿Cuándo consultar en reproducción asistida?

5. No es necesario consultar con un especialista en reproducción asistida hasta que no se lleve un año de búsqueda del embarazo. Según esta especialista, esta afirmación debe tener en cuenta la edad de la mujer ya que a partir de los 35 años es recomendable acudir a un experto si en seis meses no se ha conseguido la gestación e incluso antes a partir de los 40 años.

6. Un aborto indica problemas de fertilidad. El aborto es un tema bastante tabú en la sociedad y mucho más habitual de lo que parece. Haber sufrido una pérdida gestacional no implica que la pareja no pueda tener hijos sanos. Sin embargo, si hay dos o más abortos, sí que debería consultarse con un ginecólogo experto en reproducción asistida para diagnosticar la causa.

7. La alimentación no influye en el embarazo. Varios estudios indican que el sobrepeso y la obesidad afectan a la fertilidad masculina y femenina. En las últimas semanas se ha publicado una investigación española sobre los beneficios de la dieta mediterránea para la calidad del semen y las tasas de implantación embrionaria.

8. El tabaco o el alcohol no interfieren en la posibilidad de lograr el embarazo. Son hábitos muy nocivos y repercuten en la fertilidad del hombre y en la de la mujer.

9. Es imposible quedarse embarazada durante la menstruación. Es bastante difícil, pero no imposible. Mujeres con ciclos cortos (de menos de 26 días) o irregulares, podrían ovular mientras aún están sangrando.

10. En la mayoría de las parejas, es la mujer la infértil. Es una afirmación errónea. El origen del problema se encuentra en un 30% en la mujer y en un 30% en el hombre. En otro 30% de las parejas ambos aportan factores adversos y en el restante 10% la infertilidad tiene un origen desconocido.

“Aunque internet sea una herramienta muy útil, hay que tener cuidado con el contenido de muchas páginas porque nos puede conducir a error. Esta mala información puede hacer que una mujer no consulte al especialista cuando en realidad tiene un problema de fertilidad”, comenta Raquel Pascual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *