Factores del tratamiento: medicación, pruebas, citas

Las parejas que participan de los Tratamientos de Reproducción Asistida (TRA) aparte de tener que manejar la ansiedad y el estrés que puede producir la propia situación de infertilidad, como ya hemos comentado en los anteriores artículos, y al igual que el resto de las personas que quieran conseguir un embarazo  a través de los tratamientos de fertilidad como madres solteras o lesbianas, tendrán que hacer frente a los llamados factores pertenecientes al propio proceso de tratamiento:

–   La Artificialidad del proceso para conseguir el objetivo

–   El tratamiento en sí: pruebas, citas, organización de su tiempo

–   Expresar emociones, dudas y temores al personal médico y sanitario

–   La medicación: Pastillas, pinchazos, hormonas…(artículo aparte) (vendrá en un posterior artículo por la extensión del tema)

factores del tratamiento

La Artificialidad del proceso. Este factor puede repercutir más en las parejas heterosexuales que en parejas del mismo sexo o madres solteras, por las propias circunstancias de la concepción. A nadie se le escapa que tener hijos tiene un halo de ese “algo” increíble, milagroso o mágico. Cuando tenemos que participar de los tratamientos de fertilidad, como siempre que hacemos ciencia en cosas como el amor, u otros procesos en donde el objeto de estudio es algo relacionado con lo humano, esa magia desaparece por los preceptos fríos de la ciencia. Descubrir como los laboratorios reproducen procesos a nivel celular que son los mismos de la naturaleza, le quita cierto encanto. Si además resulta que ese bebe vendrá sin que sea necesario hacer el amor con la pareja y si seguimos hablando de cosas como la criopreservación o la técnica del blastocisto, la artificialidad que puede hacernos sentir el proceso puede hacer que inconscientemente (o más conscientemente) los pacientes puedan sentir rechazo o poca adaptación al proceso. Esto suele traducirse en tensión física y psicológica.

El plan de tratamiento también puede ser otro factor que haga difícil la adaptación al proceso del tratamiento ya que dependiendo del tipo de trabajo y las obligaciones derivadas, así como otros factores relacionados con la confidencialidad del tratamiento, puede hacer que acudir a las diferentes citas que implica el proceso pueda ser una tarea muy estresante.

Dudas y temores relacionados con el proceso. Cuando se toma contacto con los tratamientos de fertilidad, se comienza a oír un montón de nombres extraños y muy técnicos que en ocasiones pueden generar mucho ruido mental y confusión. La capacidad de los médicos y pacientes de interactuar y crear una vía de comunicación que deje lo más claro posible elementos como “por qué no podemos tener hijos”, “por qué hay que pincharse hormonas”,  “por qué soy mayor para tener hijos si tengo 35 años”, “en qué consiste todo y qué es lo que vamos a hacer”, “qué queremos conseguir y cómo”… ayudarán a calmar ansiedades rellenando la falta de información y por tanto reducir nuestra incertidumbre, ya que muchas veces la incertidumbre y su manejo es lo que genera la ansiedad.

Por eso los pacientes tienen todo el derecho a preguntar y aclarar sus dudas o temores con el personal médico o sanitario sin sentir reparo o vergüenza por ello, y de paso evitar que lo hagan a través de internet y ciertos foros, que en ocasiones crean más disrupción y tensión.

En que te podemos ayudar, si tienes alguna duda o comentario no dudes en llámarnos al 91 458 58 04 o rellena el siguiente formulario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *