Mi experiencia como donante de óvulos

Hace un mes una de nuestras donantes quiso contar su historia en su blog. Queremos que hoy puedan leerlo todos nuestros lectores, ya que su experiencia puede hacer que otros muchos deseen como ella, ayudar a formar nuevos hogares felices.

Dona óvulos

Hola!

Qué tal? Por fin hago esta entrada que quería hacer desde hace tiempo, algunas me habéis preguntado por el tema así que al final me he animado a contar mi experiencia como donante de óvulos. Ya es la tercera vez que dono así que se intuye que ha sido positiva 😛

Para ser donante básicamente lo que piden es tener buena salud, tener entre 18 y 35 años, haber tenido relaciones sexuales, etc.. A ver, lo normal. Os voy a dejar la página de la clínica donde lo he hecho yo, porque ahí lo explican todo muy bien: Los requisitos, las preguntas frecuentes, en qué consiste.. Todo está ahí.

Lo que os voy a contar es mi experiencia personal:

La primera vez que fui no estaba muy segura porque aunque llevaba años queriendo hacerlo, me echaba para atrás que pudiera doler, que mi cuerpo no reaccionara bien.. Pero al llegar tuve una charla con una de las doctoras, lo explicó todo y a mi me dio buen rollo, así que teniendo clara toda la información al final me decidí a probar.

¿Mis motivos para hacerlo? A ver, un poco por todo: Es verdad que no pagan por la donación, pero sí nos dan un dinero por las molestias en general, dependiendo de la clínica oscila entre 600-1000 €. Aparte de por motivos económicos (no lo voy a negar), también me siento bien al ayudar a una persona que no puede tener hijos. Yo no quiero ser madre pero si otra mujer quiere serlo y yo puedo ayudarle, genial, así que todos contentos!

Bien, después de tenerlo todo claro os cuento : Primero me hicieron unos tests, tuve una charla con un psicólogo para comprobar que estoy bien psicológicamente, y más adelante al ver que todo estaba correcto seguimos: Hacen analítica, ecografía.. Lo típico. Y si también todo está bien, solo queda esperar a que haya una receptora! Una vez hay receptora, empieza el proceso. Yo en ningún momento voy a conocerla, ni ella a nosotras ni nada de eso, todos los datos son totalmente confidenciales.

El tratamiento consiste en pincharme cada día una inyección para estimular a los ovocitos, para producir más, eso durante unas dos semanas. Durante ese tiempo cada dos o tres días hay que ir a la clínica y me hacen una ecografía para comprobar que todo va bien. Yo los últimos días del tratamiento me noto algo hinchada, pero nada más.

Después de esas dos semanas llega el día de la extracción, me anestesian y no me entero de nada, es un momento! Cuando despierto ya me los han quitado, estoy un poco mareada por la anestesia así que mejor ir acompañada. De todos modos antes de irme espero a que se me pase el efecto 🙂

Y poco más, yo al menos no sentí dolor en ningún momento de todo el tratamiento ni después de la extracción ni nada, lo he hecho tres veces y mi experiencia siempre ha sido buena. El trato con las chicas de la clínica es genial, me siento cómoda en todo momento, eso es algo que yo valoro mucho y lo que me hace decantarme por esta clínica y no por otra.

Así que en resumen, animo a las chicas que estén indecisas a acudir a una clínica de fertilidad y pedir información, tener una charla y que os resuelvan todas las dudas.. Yo solo os puedo contar como me fue y ya os digo que genial, de hecho me arrepiento de no haberlo hecho antes, cuando era más joven tenía muchas dudas y pensaba que lo iba a pasar fatal.. Y que va, para nada ha sido así

¿Habéis sido donantes alguna vez?

A través de sus palabras y experiencia a anima a que otras jóvenes se hagan donante, desde ProcreaTec queremos animar a que las mujeres de menos de 35 años que estén leyendo este artículo pidan información, de su altruismo y generosidad depende la felicidad de muchas mujeres que no logran ser madres.

¿Quieres saber si tú puedes participar en nuestro programa sobre donar óvulos?

Teléfonos 914584572 – 914584573 o escribe a: ovodona@procreatec.com.

Compártelo con tus amigas, vuestra ayuda es necesaria para muchas mujeres que día a día ven más lejos sus sueños sin tener la solución a su alcance.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *