Evaluación del semen

El seminograma

El seminograma es el examen más completo para evaluar la calidad del esperma. Permite conocer el volumen del eyaculado, el número de espermatozoides por mililitro, la morfología, la movilidad, la vitalidad y presencia de aglomerantes y aglutinantes. El seminograma puede además completarse con un estudio más específico llamado R.E.M. (recuento de espermatozoides móviles), o con el test de supervivencia espermático.

El seminograma permite diagnosticar ciertas patologías como :

–              La oligozoospermia: menos de 15 millones de espermatozoides en eyaculado.

–              La astenozoospermia: menos del 32 % de espermatozoides válidos.

–              La teratozoospermia: menos de un 5 % de espermatozoides normales.

–              La azoospermia: ausencia de espermatozoides en muestra.

–              La aspermia: ausencia de eyaculado.

El cultivo de semen:

El cultivo del semen será solicitado habitualmente junto al seminograma. Esta prueba permite buscar la presencia de gérmenes, o de una infección. Esta será diagnosticada si existe una presencia de más de 1000bacterias/ml. En caso  de presencia bacteriológica será propuesto al paciente un tratamiento antibiótico.

evaluación del semen

Test de fragmentación del ADN :

El test de fragmentación del ADN tiene como fin la búsqueda de posibles lesiones en el material genético del espermatozoide. Se trata de un examen más concreto, no solicitado sistemáticamente.

Esta prueba será aconsejada en los siguientes casos:

–              Cuándo la causa de la infertilidad es de origen desconocido.

–              Tras varios tratamientos fallidos de reproducción asistida.

–      En caso de acusado deterioro en la calidad embrionaria en el tercer día de fecundación.

–              En casos de abortos de repetición.

El análisis genético

Los análisis genéticos tienen como fin observar los cromosomas del paciente para verificar su composición y normalidad. Este estudio podrá ser realizado de dos maneras:

Cariotipo en sangre periférica: El genetista analizará los cromosomas del ADN en sangre. Se estudiarán los 23 pares de cromosomas que son característicos del ser humano. En general, este test suele ser aconsejable en caso de insuficiencia espermática, que puede estar producida por una anomalía cromosómica.

FISH: se trata de nuevo de un test del ADN pero está vez se realiza directamente sobre los espermatozoides. Permite estudiar el material cromosómico y evaluar los riesgos de transmisión de anomalías a la descendencia. En este caso será necesario un posterior Diagnóstico Genético Preimplantacional para eliminar riesgos de transmisiones genéticas.

Es aconsejado en casos de:

–              Fallos de implantación

–              Abortos de repetición.

–              Tras tratamientos de quimioterapia o radioterapia.

–              Diagnósticos de oligo o terato-astenozoospermia severa.

No obstante existen numerosos test para evaluar diversos aspectos de la calidad seminal y de los espermatozoides, como la descondensación de la cromatina, el M.A.R. Test, los valores hormonales, etc. El factor masculino es determinante en materia de Reproducción Asistida, y es primordial establecer un correcto diagnóstico previamente al tratamiento.

En ProcreaTec realizamos la mayoría de estas pruebas, y concentramos todos nuestros esfuerzos para ofrecer al paciente el diagnóstico más preciso sobre su infertilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *