Psicología

Entrevista a Rosa Maestro de Masola

Rosa Maestro lleva casi dos años, desde finales de 2008, al frente de Masola, una web informativa dedicada a las madres solteras sin pareja.

La idea surgió para “informar a mujeres sin pareja que recurren a la reproducción asistida”. “En Internet había algún que otro foro, pero con información muy dispersa e incluso errónea. Como periodista y madre soltera (Maestro tiene dos hijas), creí que era necesario”, explica. La presidenta de Masola nos habla sobre el proyecto, los prejuicios sociales en España y las ganas de ser madre.

¿Qué es Masola?

Aunque parezca una asociación, Masola.org  es un medio de comunicación online específico, dirigido a un público determinado con un objetivo común: mujeres que desean ser madre soltera sin pareja.

¿A cuánto público llega?

Actualmente, cuenta con unos 100.000 usuarios únicos anuales. Inscritas en la web somos entre 3.500  y 4.000 mujeres, contando los canales en las redes sociales de Facebook y Twitter.

Desde su fundación, ¿cómo ha evolucionado el número de madres solteras?

Se ha incrementado de forma importante, en torno al 40%, según aportan datos de distintas clínicas de reproducción asistida. Es cierto que ya es más común, que cada vez somos más, que estamos más en contacto y que luchamos juntas por nuestros derechos.

¿Socialmente está (más) aceptado?

Nuestro modelo de familia goza de aceptación, en incluso, apoyo social; no hay diferencia con ningún otro. Sin embargo, política, institucional o económicamente seguimos siendo un modelo de familia totalmente discriminado.

¿Por qué?

En España ser madre ya es harto complicado. La conciliación de la vida laboral y familiar no existe. Nos discriminan a la hora de optar a un puesto de trabajo y también en muchas empresas por ser madres solteras; se discrimina a las familias monoparentales al quitarles las ayudas en la matrícula universitaria mientras se les deja a las familias numerosas. No, no hay ayudas de ningún tipo. Estamos discriminadas fiscalmente (una familia biparental se desgrava más por hijo que una monoparental); a la hora de adoptar; a la hora de optar por un tratamiento de reproducción asistida en la seguridad social. Se aprobó que fuésemos familia numerosa con dos hijos y jamás lo aplicaron. Solamente se acuerdan de nosotras para formar parte de la propaganda electoral de algunos partidos políticos; otros ni nos mencionan. La mayoría de nosotras somos conscientes de que para los políticos no existimos y, claro, imagino que como en mi caso, para muchas de nosotras, ellos dejaron también de existir a la hora de votar.

¿Depende del color político?

Mi abuela decía que eran todos los mismos perros con distintos collares. La diferencia está en que los de la izquierda nos discriminan con collares normales; los de la derecha se los ponen con pinchos, a ver si entre pincho y pincho nos anulan un poco más.

¿Qué lleva a una mujer a decidir ser madre en solitario?

Múltiples factores. El más común: que las parejas que han tenido no han llegado a buen puerto. Muchas de nosotras somos mujeres que no hemos forzado nuestras relaciones a través de un hijo. Un hijo no es la solución a una relación ya rota, sino un inconveniente más. Otras mujeres, que se han separado o divorciado, mantienen el deseo de ser madre. En ocasiones, si tienen nueva pareja, esta no desea ser padre porque ya tiene hijos de un matrimonio anterior o porque simplemente no lo anhela. Y luego, el caso más simple: el de una mujer que desea ser madre aunque no tenga pareja.

Usted es madre  soltera de dos hijas, ¿nos lo cuenta?

La primera fue fruto de las circunstancias. Llegada cierta edad no había encontrado una pareja con la que hubiese deseado tener una familia y decidí tenerla yo sola. Recurrí a una clínica de fertilidad y me quedé embarazada. Cuando deseé volver a ser madre, pensé en la adopción porque en el mundo hay demasiados menores que necesitan una familia. Fue una adopción internacional -aunque creo que en España hay cerca de 7.000 niños en orfelinatos (aunque aquí se empeñen en llamarles casas de acogida) y que las adopciones tendrían que ser en el propio país-. Con mi segunda hija decidí que deseaba volver a ser madre soltera. Todo en esta vida tiene sus pros y sus contras y yo ya le había encontrado los pros a la maternidad en solitario.

Rosa Maestro, presidenta de MASOLA, con sus dos hijas.

¿Puede citar alguno?

Enfrentarse a la maternidad o paternidad no es simple. Compartirlo lo puede hacer más llevadero pero creo que depende mucho de las personas. Una ventaja que veo clara es en la educación. Una persona puede aportar más coherencia que algunas pareja. Puede ocurrir que cada uno de los progenitores tenga un concepto distinto sobre la educación: desea educar de una forma diferente. En ese caso, o bien cede uno de los dos o se acaba discutiendo. Estando sola, es más duro tomar decisiones, pero como las toma uno solo sabe hacía donde se dirige.

¿Cree que el modelo familiara afecta a la educación? 

La educación de un niño depende del cariño y la educación de sus progenitores (hace poco leí algo maravilloso que decía que la palabra enseña pero el ejemplo arrasa) y no de si es hombre, mujer, solo, dos mujeres, dos hombres..

¿Qué opina sobre los valores de la familia tradicional?

Creo en el modelo de familia clásico; yo me he criado en él. Al igual que creo en el resto de los modelos familiares. El problema no es el modelo, sino las personas que lo componen. Nos educan en mucha lógica matemática y poco en educación emocional. Eso da lugar a que crezcamos con muchos problemas emocionales, lo que hace que no queramos estar solos y, en ocasiones, nos casemos con la persona equivocada o con alguien a quien no amamos. No nos podemos conformar con alguien por el hecho de que el reloj biológico esté marcando el tiempo o por el simple hecho de querer ser madres. Ocurre lo mismo al separarse de la pareja y pretender separarla de los hijos. El problema siempre somos nosotros, las personas, no el modelo familiar al que pertenezcamos.

Un grupo de personas no piensa eso…

La moralina abunda en estos casos. Pero generalmente responde al miedo de las personas a lo diferente, a que han sido educados en lo establecido o a que les han vendido unos valores religiosos cerrados. Muchas de estas personas, que tanto predican que lo mejor es lo suyo, su modelo de familia clásica, son las que luego sufren infertilidad y no lo intentan solucionar; las que luego tienen relaciones homosexuales y amargan toda una vida a su mujer o su marido. Son los cobardes, los que no son capaces de vivir la vida de acuerdo a sus verdaderos sentimientos, los que aplican la moralina para juzgar a los demás. La gente que vive como de verdad desea vivir solo se preocupa de su vida y nada de cómo viven los demás.

¿Falta educación social y familiar en España para entender estos nuevos modelos?

No, no lo creo. O al menos en el círculo en el que yo me muevo. Yo creo que en cierto nivel educativo, la sociedad ya acepta a las familias monoparentales por elección propia. Otra cosa son las familias homoparentales. Ahí todavía queda más trabajo por hacer, pero todo se andará.

¿Cómo definiría familia?

El concepto de familia es tan amplio que es difícil describirlo. Familia para mi es todo ese grupo de personas, incluso animales, que viven pendientes unas de otras, que se aman, que se quieren, que se cuidan, se protegen y ayudan a los más pequeños a crecer y a ser personas. Para eso da igual que sean uno, dos o tres… o de distinto o igual sexo, lo importante son los valores y la estabilidad emocional de ese núcleo familiar.

En la historia del ser humano, ¿han sido comunes las familias monoparentales?

Una vez oí aquello de que el hombre se marchaba a la guerra para poner a prueba su valentía y lo que ponía a prueba era la valentía de la mujer que se quedaba viuda y sacaba adelante a toda una prole de hijos. Siempre han existido las familias monoparentales, de diferente forma, pero están ahí de toda la vida. Al igual que de siempre ha existido una marginación hacía este modelo de familia, que rara vez ha sido ayudado por las insitituciones.

2 comentarios

Clica aquí para publicar un comentario

  • Hola, tengo muchas dudas, deseo ser madre otra vez, tengo una niña de mi ex marido de 14 años pero llevo años sola no tengo pareja y mi deseo sigue ahy, estoy pensando en inseminacion artificial,tengo 44 años podéis ayudarme en clínicas especializadas y como funciona si puede ser en Barcelona, ser madre soltera no me asusta me separe cuando mi hija tenia 9 meses asín q ya lo soy, un saludo!!

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías

Todos los artículos del blog

Pin It on Pinterest

Shares
Share This