EmbryoScope, tecnología de última generación para el cultivo embrionario

EmbryoScope®, tecnología para el cultivo embrionario

En la constante apuesta de Procreatec por las nuevas tecnologías nuestra clínica cuenta con el incubador EmbryoScope®, basado en la tecnología “time-lapse”

Procreatec fue una de las primeras clínicas en España en incorporar el incubador EmbryoScope® con el fin de mejorar la calidad de los embriones. EmbryoScope® se basa en la tecnología “time-lapse”, que consiste en la capacidad de obtener imágenes casi minuto a minuto desde el momento de la fecundación.

La nueva tecnología incluye una cámara y un sistema de captura de imágenes que permite una observación a tiempo real del desarrollo embrionario. Esto permite conseguir una gran cantidad de información sobre cómo se está desarrollando el cultivo del embrión. Las instantáneas tomadas mediante EmbryoScope® son efectuadas de forma automática cada 5 minutos y durante las 24 horas del día, de forma ininterrumpida.

Además, este sistema de incubación está recomendado para cualquier paciente que esté recibiendo un tratamiento de fecundación in vitro, sin  ningún tipo de contraindicación o limitación.

 El nacimiento de la tecnología del EmbryoScope® se produjo en Dinamarca tras una década de investigación y es considerado el incubador más avanzado que existe en el mundo.

¿Por qué incorporamos EmbryoScope® en nuestros tratamientos?

Los beneficios que ofrece la incorporación de la tecnología EmbryoScope® en reproducción asistida son numerosos y ofrece diversas ventajas frente a los incubadores convencionales:

No es necesario sacar a los embriones de su medio de incubación. En los incubadores convencionales la placa es sacada del incubador al menos una vez al día para valorar el estado de los embriones; esto no es necesario empleando EmbryoScope®. Los embriones son muy sensibles a las condiciones ambientales y extraerles de su medio de incubación puede afectar a su calidad.
Permite un seguimiento a tiempo real. Los especialistas pueden vigilar a través de un monitor en tiempo real el desarrollo del embrión. La vigilancia es continua y las instantáneas son tomadas en intervalos de cinco minutos, como ya hemos comentado.

El embrión se mantiene a baja presión de oxígeno. En las técnicas de reproducción asistida está demostrado que el cultivo de embriones en condiciones de concentraciones bajas de oxígeno mejora las tasas de éxito. Se trata de las condiciones ideales para el desarrollo embrionario hasta la fase de blastocisto (en esta etapa de 5-6 días de desarrollo el embrión ya presenta una estructura celular compleja). Sin embargo, a diferencia del cultivo con EmbryoScope®, en una incubadora convencional no se trabaja a baja presión de oxígeno.

El cultivo embrionario se desarrolla en seco. De este modo, evitamos la condensación de agua y el crecimiento de hongos. En lo incubadores convencionales el cultivo con humedad puede comprometer la calidad del embrión.

Mantiene constantes las condiciones de cultivo. Tanto las presiones de oxígeno como CO2 como la temperatura ambiente se mantienen constantes utilizando el EmbryoScope®.

Ofrece una información muy completa. En suma, el EmbryoScope® ofrece una información muy exhaustiva para que los especialistas puedan obtener y seleccionar embriones de la mejor calidad. En cambio, en los incubadores convencionales no existe la posibilidad de observar eventos que ayuden a esta selección.

Los pacientes también tienen acceso a la información. Por último, los pacientes también tienen acceso a las fotografías y vídeos del EmbryoScope® a través de un área privada en nuestra web. Esto garantiza la privacidad y proporciona una información muy valiosa para los padres, que pueden llegar a ver todo el desarrollo que conducirá al nacimiento del futuro bebé.

La tecnología invade el mundo de la reproducción asistida y podemos aprovecharnos de sus beneficios para mejorar nuestras posibilidades de éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *