¿Embarazada y aún no sabes si ir de vacaciones?

¿Embarazada y aún no sabes si ir de vacaciones?

A todas nos ocurre que en estos momentos tan importantes y esperados nos surgen dudas sobre actividades habituales en el día a día. Y claro, llega el verano y vienen las vacaciones, ¿pero me voy o no? Debes tener en cuenta que los destinos y las precauciones varían dependiendo de la etapa del embarazo y de tu estado físico.

Lo primero que vamos a tener en cuenta es ¿en que momento del embarazo me encuentro? Hay que evitar cualquier viaje largo en coche, ya que adoptamos posturas que pueden perjudicar la espalda y que aumentan tanto contracciones precoces como riesgos de aborto.

Recomendamos elegir sitios con climas moderados y sobre todo cuidar la alimentación, ya que no es el mejor momento para experimentar con la comida ya que puede sentarte mal.

¿El mejor momento del embarazo para viajar?

Si tienes buena salud, no esperas gemelos y tu médico no te ha dado ninguna contra-indicación, es bueno planificar el viaje entre la semana 16 y 28. Tras el primer trimestre, el riesgo de aborto disminuye y estás más en forma que en el tercer trimestre, una etapa más dura. Puedes elegir lo que más te guste: caminar, nadar, turismo, etc.

Durante los últimos meses del embarazo, notaremos que el cansancio se nota más. Por ello, preferirás estancias más tranquilas. Desde el octavo mes de embarazo, es preferible que estés cerca del lugar donde prefieras dar a luz.

¿Playa, montaña o quizás ciudad?

Empecemos por la opción más segura, la ciudad. La opción de visitar una ciudad grande durante nuestras vacaciones siempre va a implicar un acceso más rápido a un hospital en caso de emergencia. Pero esto no significa que debamos dejar de lado a las otras dos opciones, puesto que ambas presentan beneficios muy interesantes.

El mar y la piscina son ideales durante el embarazo. Podrás practicar la natación durante los 9 meses, mientras que no perjudique el cuello del útero. Aunque la natación sea beneficiosa durante el embarazo puesto que ayuda a aliviar el cuerpo y las articulaciones y prepara el perineo para el parto, los deportes acuáticos están prohibidos por el elevado riesgo de golpes y sobreesfuerzos. Si eliges un balneario, puedes hacer también talasoterapia prenatal.

Naturaleza, montaña… ‘Shinrin –Yoku’ es el término japonés que significa caminar por la naturaleza con los cinco sentidos en alerta. Esta técnica nacida en Japón que promete desestresarnos y hacernos más saludables, creativos y felices. También llamado “baño de bosque”, se trata de dar andar por un entorno natural poniendo atención al olor que desprenden las plantas, el ruido del viento en las hojas de los árboles y toda la gama de colores y texturas que el entorno nos ofrece.

¡Recuerda, lo más importante es disfrutar de cada día!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *