Factor Masculino Noticias

Ellos también se enfrentan a la infertilidad

Procreatec ellos infertilidadCuando hablamos de fertilidad de forma subconsciente la relacionamos en primer lugar con la mujer. Sin embargo, los estudios confirman que las tasas de infertilidad están presentes a partes iguales en hombres  y mujeres, independientemente de su clase social. Dado que la fertilidad es biológica y personal los casos son diferentes en cada pareja y variarán según las combinaciones: pueden darse casos de una persona muy fértil con otra que lo sea menos; de una estéril con otra muy fértil… Y existe además un condicionante importante en estos emparejamientos cuando ambos combinan factores de infertilidad.

A pesar de estos datos, la mujer sigue siendo la más implicada emocionalmente cuando la pareja se enfrenta a un diagnóstico de infertilidad y en muchas ocasiones ella se siente sola. ¿Por qué ocurre esto? En realidad este rechazo emocional o alejamiento sentimental del hombre está relacionado con el entorno social. De manera errónea, el hombre asocia la fertilidad a la virilidad y a ello hay que sumarle que a los hombres se les sigue educando para que no muestren sus emociones.

Infertilidad masculina algunas posibles causas:

– Trastornos funcionales. Impotencia o disfunción eréctil.

– Trastornos urológicos: lesiones, fibrosis quística, etc.

– Trastornos endocrinológicos. (alteraciones hormonales)

– Infertilidad por fármacos.

– Alteraciones vasculares por diabetes o hipertensión.

– Procesos autoinmunes

– Causas externas: tabaco, alcohol, drogas, estrés, etc.

Un urólogo especializado en infertilidad y un servicio acorde de andrología pueden diagnosticar e incluso paliar los efectos de estos trastornos.

El hombre, sin embargo, es igual de importante a la hora de afrontar un tratamiento de reproducción asistida. Muchas veces su papel durante el proceso puede resultar complicado, dependiendo de quién sufra los problemas de fertilidad en la pareja, aunque siempre  el mayor esfuerzo recaerá sobre la mujer. Esto hará que muchas veces ellos se sientan aún más alejados y sobre todo mucho más culpables. Si esos sentimientos no se expresan adecuadamente pueden derivar en resentimiento o ira, y provocarán inestabilidad en la pareja.

Por ello, es muy importante que el hombre se sienta incluido en los tratamientos y se sienta implicado en el proceso. No sólo debe ser considerado como el factor desencadenante o simplemente el acompañante, sino que además debe ser parte activa de la situación. Por tanto, aconsejamos a las mujeres a incluir a sus parejas en el tratamiento, sin excluirles por que ellos no tengan que hacerse pruebas, o administrarse la medicación o acudir periódicamente al ginecólogo. Podemos hacerles, por ejemplo, partícipes o incluso que ellos sean los “responsables” de administrar los fármacos. O que sean parte imprescindible en las visitas al ginecólogo o intentar que estén siempre presentes en esas citas continuas -hoy en día gracias a los amplios horarios de los centros cada vez es más fácil concertar una cita en el momento que venga bien a los dos-.

Así mismo, aconsejamos que ellos intenten hablar con sus parejas y que de algún modo prueben a ponerse en la piel de ellas para poder entender mejor el proceso. Si tras haber puesto en marcha estas pautas ellos siguen sintiendo la misma frustración, lo más adecuado será acudir a un psicólogo especializado en reproducción para que les ayude a gestionar esos sentimientos y les enseñe a expresas sus emociones.

Añade un comentario

Clica aquí para publicar un comentario

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías

Todos los artículos del blog

Pin It on Pinterest

Shares
Share This