Confesiones de un hombre infértil

Con motivo del Día Internacional del Hombre (19 noviembre) y el movimiento #movember (contracción en inglés de Moustache bigote y November noviembre) nos hemos encontrado estos meses algunos artículos muy interesantes sobre la infertilidad masculina.

Y queremos intentar compartir uno en concreto que nos ha parecido divertido e informativo a la vez.

hombre infértil

Confesiones de un hombre infértil.

Desde los albores del tiempo los hombres están pre-programados para dos objetivos biológicos. El primero: matar las arañas que se encuentran en las bañeras; y el segundo: la reproducción de la especie.

¿Qué sucede si nos damos cuenta que somos infértiles?

Os relataremos brevemente el paso por los tratamientos de reproducción desde el punto de vista masculino.

“En realidad es más común de lo que se piensa.”

Según la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva las causas de la infertilidad en general están divididas de la siguiente manera: un tercio por causas femeninas, un tercio causas masculinas, un diez por ciento combinación  las dos anteriores, y un 20 % sin causa conocida. Así que si eres hombre y eres infértil, no te sientas solo, somos unos cuantos.

“No sabemos nada acerca de lo que vamos a hacer”

Lo primero que debemos hacer tras el diagnóstico será, tras hablarlo largo y tendido con la almohada, buscar información. No vale sólo con leer el periódico deportivo o la revista de coches, hay que profundizar más en el tema leyendo información que provenga de fuente fiable. Esto, primero va a hacer que quedemos muy bien con la pareja al vernos informados e involucrados, pero además hará que el medico cambie la impresión que tiene de nosotros durante las visitas y de vez en cuando nos haga participes de la misma.

“Nos sentimos responsables del dolor de nuestros seres queridos”

Por qué independientemente de que seas tú el que eres infértil será tu pareja la que se someta a la parte más complicada del tratamiento, la asunción continua de hormonas, pruebas, controles, analíticas…Ella va a estar con un humor complicado esos días, si además la infertilidad es de factor exclusivamente masculino el enfado irá en aumento y en ocasiones usted pasará a ser el enemigo, habrá que tener paciencia.

“Trucos para hacer el amor con un vaso de plástico”

Igual da que seas un piloto de Fórmula 1, torero, banquero, o abogado, nadie está preparado para someter su fertilidad a juicio.

Algunos consejos:

Mejor llevar tu propio material gráfico, el stock disponible de algunas clínicas puede no ser de tu agrado, mejor ir a lo seguro.

No hay que llenar el botecito, parece que este punto se diera por sentado, pero yo por si acaso lo comparto.

“No queremos hablar de ello, pero deberíamos”

Así como las mujeres suelen encontrar apoyo entre ellas a base de hablar, escuchar, consolar, aconsejar, los hombres carecemos de esos recursos. Es una cuestión de naturaleza, y en la nuestra no está compartir nuestros sentimientos. Pero cuando hablamos de infertilidad hay que hablarlo, con su pareja, con un terapeuta, con quién sea, pero no puede dejar que quede en su interior, pues le entristecerá y hará que el tratamiento sea una experiencia muy difícil.

 “A veces no tenemos más remedio que ser creativos”

Incluso con los mejores avances científicos y en los centros más avanzados del mundo, la fecundación in vitro no funciona para todos. Esto no indica que no pueda ser padre, si no que deberá dejar que su mente se aventure por nuevos territorios. Habrá que considerar métodos alternativos como la donación de semen o de óvulos, o de embriones. Igualmente aunque usted no esté siendo padre de la manera más tradicional conocida, está tomando las riendas y dando la mano para que sea posible la creación de su futuro hijo.

“Un día será un recuerdo lejano”

He pasado por cuatro tratamientos y en el último logramos ser padres, y lo cierto es que una vez que mi hijo estuvo en mis brazos, la frustración, la ira, los miedos, las decepciones,-se evaporaron de mi mente para inundarlo todo con “mi bebe”.

Sin duda la infertilidad es un camino duro cuando se quiere ser padre, y lo que hay que tener siempre claro es si realmente, realmente se quiere formar una familia. Al final puede que esto no ocurra de la manera que tenía pensado, pero ocurrirá y eso es lo que importa.

Si no encuentras respuesta a alguna de tus preguntas no dudes en contactarnos:

primera visita gratuita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *