Bebés con aplicaciones

baby

En los tiempos que corren no sería de extrañar que la primera palabra de tu bebé fuera navegador, mailhashtag (término usado en Twitter para hablar de un tema en concreto). La evolución de los smartphones ha traído aplicaciones tan prácticas como I’m Expecting, que permite llevar un control sobre el embarazo y la dieta, o Contraction Monitor, que ayuda a medir la intensidad de las contracciones y contactar con nuestro médico en caso de duda. Incluso aparece Cry Translator, una curiosa aplicación que traduce el llanto del niño a necesidades específicas de sueño, aburrimiento o hambre. La última, TweetPee que, literalmente, tuitea cuando tu hijo se ha hecho pis.

La vida moderna nos actualizó primero a nosotros para, ahora, dedicarse a nuestros bebés. La marca Huggies acaba de lanzar TweetPee, una aplicación móvil que tuitea a los padres cuando el niño necesita un cambio de pañal haciendo a los progenitores la vida más fácil. Con una simple notificación en el móvil podrás mantener limpio a tu bebé, ahorrándote el fatídico trámite de acercar la nariz al pañal para, a continuación, exclamar: ¡Qué has comido, hijo!

El método de oler y tocar cede el testigo a los gadgets. El invento cuenta con un detector ergonómico que se coloca en el pañal del pequeño. Cuando detecta humedad lo notifica, vía Twitter, a los padres, evitando que el bebé esté mojado más tiempo del necesario. La aplicación realiza, además, un inventario del número de pañales que se han usado así como un recuento del stock que queda en casa. También posibilita la compra online de pañales; una solución práctica que hará que los padres ajetreados u olvidadizos se ahorren las salidas a última hora a la farmacia de guardia.

En estos momentos la aplicación se encuentra aún en pañales; la empresa ha lanzado la idea a través de su filial brasileña. Aún habrá que esperar para poder actualizar el control de nuestros bebés. Pero no puede tardar mucho en ocurrir: los niños crecen casi al mismo ritmo que la tecnología, lo que nos obliga a desarrollarnos con ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *